El vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, pidió ayer al Gobierno que “haga cumplir las reglas del juego” y subrayó que “no se puede violentar la democracia todos los días para manifestar las opiniones”. Aboga por “canalizarlas a través de los órganos de participación ciudadana que toda la sociedad nos hemos dado”, y pidió “responsabilidad”: “Vivimos en una sociedad democrática donde tenemos unas reglas del juego y hay que cumplirlas”. Sin embargo, la delegada del Gobierno en la Comunitat, Ana Botella, dijo que no habrá un dispositivo especial. “Va a ser el que corresponde y está diseñado por la Policía”. Tampoco dijo si aumentará: “Esto se hace proporcionalmente a las circunstancias que puedan ocurrir”.