La población de la Comunitat se situaba el día 1 de septiembre en 5.002.131 personas, con lo que desciende por quinto mes consecutivo, debido a la disminución de nacimientos y al aumento de la emigraciones hacía otras comunidades y hacia el exterior. Según el Observatorio Valenciano de la Inmigración, los habitantes valencianos se han reducido un 0,11 por ciento desde el pasado mes de abril, cuando se alcanzó un máximo histórico con un total de 5.007.651 personas.

Respecto a la emigración, entre enero y septiembre abandonaron la Comunitat un total de 3.441 personas más de las que la eligieron como destino. Esto la sitúa como la tercera autonomía con más salidas de personas a otras regiones españolas, por detrás de Castilla y León y Andalucía. Respecto a la emigración exterior, en los nueve primeros meses del año se marcharon de esta región un total 6.017 personas fuera de España, de las que 4.400 eran extranjeras y 1.617 nacionales.

La Comunitat fue la cuarta autonomía con un mayor saldo migratorio negativo, por detrás de Cataluña (-57.754), País Vasco (-12.299), y la Comunidad de Madrid (-6.764). En la provincia de Castellón el saldo migratorio (diferencia entre inmigración y emigración) fue de -990 personas, según los datos estadísticos ofrecidos ayer por la Generalitat. H