El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, se muestra dispuesto a recuperar la presidencia autonómica o incluso optar a ser presidente del Gobierno, una vez que ha sido exculpado del caso Gürtel caso Gürtel.

En una entrevista a la revista Telva, Camps exhibe como aval su éxito personal: "Gané las últimas elecciones por la mayoría más amplia jamás obtenida. Sacamos más de medio millón de votos al PSOE". Y sus inversiones en la comunidad, que considera un ejemplo de "austeridad": "Austeridad es hacer hospitales, colegios, depuradoras... (...) Durante el invierno nuclear del gobierno de Zapatero, Valencia alumbraba el camino del futuro de España".

Con fotos como barquero de la Albufera en plan Cañas y barro, el expresidente valenciano afirma que siempre sintió que tenía el apoyo de su partido y que la decisión de dimitir la tomó tras una reunión con la plana mayor del PP valenciano y el líder del partido, Mariano Rajoy. "Fue una reunión complicada, pero me di cuenta de que quería defenderme como un ciudadano más".

La aparición del caso Gürtel, por el que se le acusó de haber recibido trajes como regalos a cambio de favorecer a una empresa, fue, según afirma, "una estrategia montada por ciertos grupos de presión afines al PSOE con el fin de desestabilizar la Comunidad Valenciana".

Pero tras repetir que "los valencianos están conmigo, los valencianos me quieren", Camps sostiene: "Ahora me doy cuenta de que estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat Valenciana o del Gobierno. Tras estos años en la primera línea de la política sé que todavía tengo más hechura. Mi recorrido ha sido un cursus honorum romano. Fui concejal del Ayuntamiento de Valencia y arreglé el tráfico en la ciudad. Y mire, aquí ya no existen los atascos. He sido consejero en el Gobierno Valenciano, Diputado Nacional, vicepresidente del Congreso, delegado del Gobierno, presidente de la Generalitat Valenciana... No he llegado a ministro pero he estado cerca. Empecé ordenando el tráfico y terminé dirigiendo todo el escenario, que es lo bonito, lo que a mí me gusta. Es que al final mi bagaje es impresionante..."

Entonces, el periodista César Suárez le replica: "Ya, si a usted no hace falta que le pongan medallas". Y Camps responde: "Porque voy con la verdad por delante y digo las cosas como son".