Los tres presidentes provinciales del PP en la Comunitat Valenciana realizaron ayer un balance muy positivo de la gestión de Alberto Fabra tras dos años al frente de la Generalitat, un día después de que el presidente presentara las líneas maestras que han guiado su legislatura, así como los objetivos para lo que resta de ella.

Así, tanto Javier Moliner como Alfonso Rus y José Císcar, presidentes en Castellón, Valencia y Alicante respectivamente, destacaron la eficacia de una gestión desempeñada en una de las situaciones económicas más difíciles. De este modo, el PPCV cierra filas en torno a la figura de Fabra y despeja cualquier duda sobre la cohesión del partido, dándole nervio y mayor fuerza.

Tal vez el caso más llamativo, en este sentido, sea el de Rus. El presidente valenciano dio muestras en el pasado de cierto descontento con la gestión de Fabra, especialmente en lo que respecta a la intolerancia mostrada hacia los militantes imputados. Sin embargo, tras una reunión que se habría producida entre ambos hace unos días, el máximo dirigente popular en la provincia de Valencia hace gala de un apoyo incondicional a las políticas de la Generalitat y a la figura de Fabra.

AUSTERIDAD Y EFICACIA // Así, ayer subrayó que Fabra “ha sabido apretarse el cinturón y ser austero, gastando lo que tenemos y no lo que no tenemos y gastándolo en las áreas que realmente importan: Sanidad, Educación y, sobre todo, Bienestar Social”. También añadió que “aún nos queda mucho camino y para ello necesitamos la financiación que nos toca conforme a la población que tenemos”. Por su parte, Moliner aseguró que el dirigente autonómico “ha enfocado su política a la creación de oportunidades para los valencianos”, a la vez que ha incidido en “el trabajo ejemplarizante con una tolerancia cero a la corrupción, con el objetivo de devolver a la clase política el prestigio que nunca debió perder”. Por último, Císcar destacó la “nueva administración” impulsada por Fabra, “fundamentada en la austeridad y en la transparencia”, además de las infraestructuras que ha logrado para la Comunitat, calificando sus logros al respecto de “casi una hazaña”.

CITA CLAVE // Este apoyo llega en un momento clave. El día anterior Fabra había enumerado, en el pleno del Consell, sus objetivos para la segunda parte de la legislatura, recordando además la inexistencia de casos de corrupción en las filas populares durante su mandato y afirmando, incluso, que él mismo dimitiría en caso de ser imputado. Con su aquiescencia los tres presidentes populares dejan atrás cualquier desacuerdo para afianzar la cohesión del partido y dar una imagen de solidez que resulta clave de cara a las elecciones al Parlamento europeo, que se celebrarán el próximo mes de mayo.

Por otra parte, el secretario general del PPCV, Serafín Castellano, también mostró ayer su confianza en las políticas emprendidas desde la Generalitat, destacando que “la austeridad, con el impulso de una nueva administración, la creación de empleo, la transparencia en la gestión y la ejemplaridad son los pilares de la política de Fabra durante sus dos años al frente del Consell”. También subrayó que “las iniciativas están en el buen camino, como certifican los indicadores económicos”. H