La Fiscalía Anticorrupción aclara ahora que el error que cometió el fiscal encargado de investigar si hubo irregularidades en la organización de la Fórmula 1 en Valencia en la traducción de la declaración de Bernie Ecclestone es “secundario” y “no afecta a la esencia de los hechos delictivos”.