El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha hecho hoy una valoración "razonablemente positiva" de sus casi cuatro años de gobierno al frente de la Generalitat, pues en su opinión hoy la Comunitat Valenciana está "más fuerte y renovada" y los indicadores económicos así lo evidencian.

Fabra se ha pronunciado en estos términos en el pleno de Les Corts, en el que los grupos parlamentarios le han pedido que haga un balance de la legislatura, y donde ha defendido que en este tiempo ha hecho lo que "tenía que hacer" para mejorar la Comunitat, que tenía un "déficit desbocado" y estaba en situación "muy complicada". "Hemos defendido los intereses de los valencianos, y sobre todo lo que hemos hecho ha sido garantizar la sociedad del bienestar, por encima de todo", ha indicado Fabra, quien ha reprochado a la oposición que se haya quedado "detrás de la pancarta" y ha aseverado que en el futuro seguirá defendiendo a los ciudadanos.

El PSPV-PSOE ha augurado que Fabra será recordado como el presidente "del paro, el que empobreció a los valencianos, liquidó RTVV y maltrató a los más débiles"; Compromís le ha reprochado que no haya pedido 25.000 millones de euros que debe el Estado a la Comunitat; y Esquerra Unida ha dicho que esta ha sido la legislatura de la "incompetencia".