El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) ha resuelto que no es competente para juzgar la pieza del caso Gürtel sobre las contrataciones entre la Generalitat y la trama, y que esta debe pasar a la Audiencia Nacional. Esta parte del caso investiga los contratos de varias consellerias, empresas públicas y una fundación de la Generalitat con empresas de la trama entre 2004 y 2009, durante la presidencia de Francisco Camps, y cuenta con 27 procesados, entre ellos la cúpula de Gürtel, tres exconsellers (Manuel Cervera, Alicia de Miguel y Luis Rosado) y exaltos cargos de varias consellerias. El alto tribunal ha considerado que la Audiencia Nacional es el órgano competente para ese juicio -el segundo que se celebrará de las seis piezas separadas sobre la supuesta financiación irregular del PP valenciano, tras el de Fitur-, en tanto que ya no hay aforados entre los procesados. El TSJCV ha acordado remitir al citado juzgado las actuaciones a fin de que siga su tramitación, previo emplazamiento de las partes en los próximos diez días.

El TSJ dictó el pasado 24 de julio, tras acabar la instrucción, el auto de transformación de procedimiento de esta pieza, pero el 9 de septiembre renunció al escaño de diputado autonómico del PP el único imputado aforado, David Serra, lo que obliga a cambiar de juzgado.

En la otra de las piezas de la rama valenciana del caso Gürtel cuya instrucción ha terminado, la referida a los contratos de la Agencia Valenciana de Turismo con las empresas vinculadas a Francisco Correa por el expositor valenciano en Fitur, el TSJCV decidió, tras la renuncia al escaño de dos de las procesadas (las dos exconselleras) a pocos días del juicio, que no era competente para juzgarla. No obstante, el Supremo determinó que, en los casos en que los aforados renuncien al cargo después de que se haya abierto juicio oral, la competencia seguirá en el tribunal que fuera competente antes de la dimisión, de manera que el día 31 de marzo comenzará en el TSJCV el juicio. H