El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, celebró ayer el informe de la Fiscalía del Supremo que pide que no se le investigue por presuntas irregularidades en su máster: «Os dije que no os iba a defraudar y el tiempo nos está dando la razón». Durante un discurso ante la junta directiva regional del PP de la Comunitat Valenciana, Casado defendió que no todos los políticos son iguales y que la verdad «se abre paso», y llamó a imitar la «serenidad», «decencia» y «dignidad» con la que a su juicio se ha defendido la agrupación.

El presidente del PP defendió también que, «a diferencia de otros», su partido ha respetado tanto a las instituciones educativas, la administración y el poder judicial y agregó que el PP nunca «liquida» la presunción de inocencia, «ni la convierte en presunción de culpa, ni exige a ningún adversario político que tenga que explicar lo que no ha hecho o lo que las insidias y calumnias dicen que ha hecho».

«Y como no somos iguales y tenemos mucha más serenidad, dignidad y respeto institucional, lo único decir que os agradezco mucho vuestra confianza, os dije no os iba a defraudar y afortunadamente el tiempo nos está dando la razón», concluyó al respecto del caso de su máster en su intervención ante los afiliados de la Comunitat valenciana, en el acto de inicio de curso político que tuvo lugar a mediodía de ayer.