El PSPV-PSOE aguanta el tipo e incluso crecería en unas elecciones generales, al tiempo que sus principales competidores en la última contienda estatal, el PP y la coalición de Compromís y Podemos, pierden fuerza. Es la principal conclusión de la última encuesta del CIS, cuyo nuevo director, José Félix Tezanos, cumplió su promesa de publicar los datos por comunidades autónomas.

De esta forma, los socialistas obtendrían un 21,6% de los apoyos de los valencianos, seguidos del PP con el 19,3% de los votos. A los conservadores les pisaría los talones Ciudadanos (18,6%), mientras la hipotética coalición de Compromís y Podemos (A la valenciana), que no está nada claro que se repita en las próximas elecciones, solo obtendría un 13,7%.

EL PSPV RESISTE Y CRECE // Aún con un margen de error del 6% debido al reducido «tamaño muestral» en las autonomías, la encuesta arroja resultados distintos a los de los últimos comicios generales, celebrados en el 2016. El PSPV-PSOE, que en aquella cita con las urnas fue la tercera fuerza y gobierna la Generalitat desde el 2015 (con el teórico desgaste que supone), lograría mejor resultado y obtendría un 0,8% más de apoyos, pues hace dos años se quedaron en el 20,8%.

Bastante peor le irían las cosas al PP, que en las últimas elecciones fueron la primera fuerza con un 35,5% de los sufragios y bajaría hasta el 19,3%. El desgaste que han sufrido los populares en los últimos meses, que les llevó incluso a perder el Gobierno tras la moción de censura, se sumaría al ascenso de Ciudadanos, a quien la encuesta da un 18,6%, un resultado casi cuatro puntos superior al de las generales del 2016.

Los otros grandes damnificados por el CIS son Podemos y Compromís, cuya hipotética candidatura unitaria apenas lograría el 13,7% de los votos y se quedaría muy lejos del 25,3% logrado dos años atrás. Un 16,7% de los encuestados afirmó que no votará en los próximos comicios y el 5,2% manifestó que lo hará en blanco.

IDENTIDAD Y CONSTITUCIÓN // El 60,1% de los encuestados de la Comunitat se siente tan español como valenciano, mientras el 21,2% se siente únicamente español, y el 6,2% se siente más valenciano que español. Respecto a la Constitución, un 45% piensa que habría que hacer una reforma importante para incrementar la transparencia y el control de la actividad política y para una mejor coordinación de competencias en educación y sanidad.

A nivel estatal, el barómetro, que fue elaborado antes de la dimisón de Carmen Montón y la polémica por la tesis de Pedro Sánchez, dio al PSOE un 30,5%, por encima del PP (20,8%).