La 32ª edición de los Premios Rei Jaume I ha galardonado investigaciones sobre biosensores para diagnóstico clínico (Laura Lechuga, Nuevas Tecnologías) y sobre el problema de la desertización frente al cambio climático global (Fernando Maestre, Protección de Medio Ambiente), y contribuciones en el campo de la economía espacial (Diego Puga, Economía).

La lista de premiados la completan Verónica Pascual, consejera delegada de ASTI Mobiel Robotic, que ha conseguido el galardón al Emprendedor; Francisco José García, premio a la Investigación Básica por sus investigaciones en el área de la Nanofotónica; y Miguel Beato del Rosl (Investigación Médica) por sus descubrimientos de cómo funcionan un tipo de hormonas químicamente grasas.

El fallo de los jurados, de los que forman parte 19 premios Nobel, ha sido leído este martes por el presidente ejecutivo de los Premios Rey Jaime I, Javier Quesada, en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat y presidido por el president de la Generalitat, Ximo Puig.

LOS PREMIADOS

  • Investigación básica: Francisco José García Vidal por contribución trasmónica e investigación luz
  • Economía: Diego Puga Pequeño, por sus contribuciones economía espacial, economía urbana, geografía económica y comercio internacional y costes asociados al espacio.
  • Investigación Médica: Miguel Beato del Rosal, por el trabajo pionero de ciertas proteínas que actúan de receptores esteroideos.
  • Protección Medio Ambiente: Fernando Tomás Maestre Gil, aborda problema desertificación en el cambio climático global.
  • Emprendedor: Verónica Pascual Boé, reconocida por su gran formación, logro en empresas de robótica y el crecimiento de la empresa familiar en los años que ha estado al frente.
  • Nuevas Tecnologías: Laura Lechuga Gómez.