El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha respondido este lunes a las críticas de su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por el reparto de ayudas: "No vamos a continuar la deriva de una campaña electoral que a nosotros no nos toca, pero que evidencia clarísimamente que cuando no hay argumentos se utiliza la descalificación".

Puig se ha pronunciado en estos términos, tras asistir a una firma entre sindicatos y patronal, ante las declaraciones de Ayuso en las que tachaba de "tardías, insuficientes y repartidas con fines políticos" las ayudas del Gobierno central y criticaba lo que recibe Madrid en comparación con la Comunitat Valenciana.

Al respecto, ha recalcado que "todo el mundo sabe, desde los estudios de los expertos a todas las autoridades que han estudiado esta cuestión, que la Comunitat Valenciana es la peor financiada de España" mientras que Madrid es "una comunidad que en estos momentos tiene un efecto positivo de capitalidad y, al mismo tiempo, ejerce el dumping fiscal".

"Son constataciones que existen, nosotros no queremos confrontar a ninguna comunidad autónoma, pero el Gobierno de España en las últimas decisiones actúa como debe actuar un Gobierno, que es ateniendo el interés general y a los criterios de equidad y la igualdad", ha defendido.

En ese sentido, ha recalcado: "Madrid tiene todo el respeto, sobre todo las madrileñas y los madrileños, pero lo que es evidente es que hay que ir a una reestructuración de España en la que todos los españoles sean exactamente iguales en el reparto de fondos y en las oportunidades porque el efecto capitalidad no puede estar castigando permanentemente a las otras comunidades españolas".