¿Y ahora qué? El ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han decidido paralizar la vacunación con AstraZeneca en los grupos poblaciones de menos de 60 años sin excepción. Desde hoy solo se administrará este suero a las personas de entre 60 y 65 años a falta de que se modifique la edad máxima autoriza para vacunarse con esta vacuna. En las Comunitat Valenciana hay casi 300.000 valencianos a los que la decisión tomada anoche en el consejo interterritorial los ha dejado en tierra de nadie.

El ministerio de Sanidad estudia qué hacer ahora con quienes ya han sido vacunados con la primera de las dos dosis de esta vacuna, llamada ahora Vaxzevria. Carolina Darias baraja dos opciones. La primera, más conservadora, es la de no hacer nada. Es decir, interrumpir la pauta de vacunación y dejar a esos pacientes, en la Comunitat Valenciana más de 300.000, con una única dosis. La mayoría de los que han recibido la vacuna de AstraZeneca en la Comunitat Valenciana son personal esencial, como profesores, bomberos, miembros de fuerzas de seguridad del estado o trabajadores de centros educativos, además de quienes comenzaron a vacunarse esta misma semana por tener entre 64 y 65 años. Todo ellos ya están cubiertos con la primera dosis y con la inmunidad que ésta empezará a producir en sus cuerpos. Los estudios realizados hasta ahora confirman que la primera dosis de AstraZeneca desencadena en los pacientes una respuesta inmune que consigue una protección de hasta el 76% pasados unos 20 días desde la administración del suero.

Este porcentaje de protección frente al virus parece suficiente para combatir las complicaciones relacionadas con la infección y proteger a los grupos en los que se ha suministrado.

Los siete síntomas para detectar si se están formando trombos Agencia ATLAS | EFE

¿Qué vacuna es compatible con AstraZeneca?

Por otra parte, la otra opción que baraja el ministerio es pautar una segunda dosis de otra vacuna a quienes han recibido la primera de AstraZeneca para lograr una mayor protección frente al coronavirus. La cuestión es qué vacuna usar. La vacuna de Oxford y AstraZeneca utiliza un adenovirus modificado para inducir la respuesta inmune en el organismo. Ahora mismo Europa solo ha autorizado la utilización de otra vacuna que utilice esta misma tecnología y que, a priori, resultaría a simple vista compatible. Es la vacuna de Janssen, que hace uso de la mismo vector viral. Sin embargo es una vacuna monodosis así que no tendría mucho sentido usarla en quienes ya se han vacunado y ya están parcialmente inmunizados en detrimento de quienes no han recibido aún ni una dosis.

Aunque no está aprobada en Europa, la vacuna rusa Sputnik es muy parecida a la de AstraZeneca. De hecho ambas usan un adenovirus similar en la primera dosis. La única diferencia es que el suero ruso emplea una segundo linaje de adenovirus diferente en la segunda dosis para lograr un repunte de las defensas.

La vacuna rusa Sputnik.

Además de estas dos vacunas que emplean tecnologías similares, la Universidad de Oxford ha puesto en marcha un ensayo en el que estudiar cómo combinar una primera dosis de AstraZeneca con una segunda de Pfizer. En este caso se trataría de usar conjuntamente dos vacuna totalmente diferentes. La primera utiliza un virus modificado y la segunda emplea el ARN para comenzar la respuesta inmune. Los científicos confían en que la utilización paralela de estas dos vacunas lograría una cobertura mayor que la lograda con solo una de las dos tecnologías.

Por el momento, aquellos que han recibido la primera dosis de AstraZeneca tienen entre 10 y 12 semanas hasta que venza el plazo indicado para recibir la pauta completa. Hasta ese momento, Sanidad podrá decidir qué hacer.