Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

Merino reivindica el centro entre el apocalipsis del PP y el mundo feliz de Puig

Ciudadanos se desmarca de los populares al reclamar una bajada de impuestos creíble y evita pedir elecciones anticipadas

La síndica de Cs, Ruth Merino, durante su intervención

La síndica de CiudadanosRuth Merino, trata de hacerse un hueco en el centro de la política valenciana, con un discurso moderado, liberal, propositivo y lejos del histrionismo de su anterior líder, Toni Cantó. El espacio de Cs ha quedado muy diezmado tras el desplome en los últimos procesos electorales y el crecimiento del PP, que amenaza la supervivencia del proyecto.

Así, la portavoz de Ciudadanos ha criticado esta tarde en el Debate de Política General la gestión del Consellpero también ha lanzado varias andanadas al PP al reclamar una rebaja de impuestos que sea creíble y ha asegurado que lo más eficaz en este momento para recaudar más es luchar contra la economía sumergida, una propuesta que permite a Ciudadanos no hacer seguidismo de los populares. También se ha desmarcado del partido que lidera Carlos Mazón al asegurar que Ciudadanos no pide el adelanto electoral como sí ha hecho el PP.

Así, Ciudadanos reivindica un hueco entre el apocalipsis que ha dibujado el PP desde la oposición y una especie de mundo feliz que ha proyectado el jefe del Consell en su intervención de la mañana, según ha dicho la síndica.

Merino asegura que el papel de Ciudadanos es el de criticar lo que no va bien y por eso ha acusado al Consell de improvisación y de falta de planificación para frenar los efectos de la pandemia. Se ha preguntado cuantas vidas se hubieran salvado si la Comunitat Valenciana hubiera recibido las vacunas que le correspondían. Ha aludido también al aumento de las listas de espera y a una precariedad laboral estructural entre el personal sanitario que ha quedado patente con la pandemia.

Ha reclamado más espacio para la colaboración público-privada que, según ha dicho, el tripartito ha denostado por sectarismo. "Han puesto palos en las ruedas en el momento más inoportuno a un sistema que se ha demostrado eficaz, el de la colaboración público-privada", ha señalado Merino. También ha asegurado que el Consell ha racaneado en las ayudas y ha reclamado a Puig la destitución de la vicepresidenta del Consell por la sentencia de la menor que ha acabado con su exmarido condenado.

Merino también ha asegurado que en la Comunitat Valenciana existe imposición lingüística y ha criticado que fue el PP el que abonó el campo para que ahora la conselleria que dirige Compromís transite por este camino.

La síndica de Ciudadanos ha hablado de "desprecio insoportable en financiación" y ha pedido a Puig que se plante en el "despacho de su jefe". Puig ha contestado que él no funciona como Ciudadanos, un partido centralizado que nombra gerentes en las autonomías, y que sus jefes son las Corts, donde rinde cuentas, y los valencianos.

Merino ha reclamado al PSPV que se aleje de los radicalismos y ha reivindicado que en su partido liberal caben quienes apoyan la eutanasia o el matrimonio de personas del mismo sexo y también aquellos que no están dispuestos a tolerar concesiones a los nacionalismos.

Compartir el artículo

stats