Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "permiso menstrual" de 8 horas al mes se cuela entre las enmiendas del congreso del PSPV

Las comisiones debatirán sobre el cambio de la Constitución para incluir el valenciano como lengua oficial de la Administración estatal

El "permiso menstrual" de 8 horas al mes se cuela entre las enmiendas del congreso del PSPV

El XIV Congreso del PSPV-PSOE no tendrá apenas debate en torno a sus futuros líderes, pero eso no implica que ya esté todo resuelto. Las diferentes comisiones debatirán las enmiendas que han llegado desde las agrupaciones y que marcarán la línea política del partido para los siguientes años, incluidas las próximas elecciones autonómicas previstas para, como tarde, dentro de año y medio. Y entre estas hay algunas propuestas llamativas.

Uno de las que más destaca es la presentada desde las agrupaciones Castelló en torno a políticas de igualdad. Así, en una enmienda con múltiples propuestas, se pide la aprobación de un "permiso menstrual". Este, según señalan en el texto, se establecerían tanto en empresas públicas como privadas y sería un permiso de 8 horas al mes, justificado por un facultativo y recuperables en los siguientes tres meses, "para las mujeres que lo precisen".

Otra de las propuestas que va en la misma línea de políticas de inclusión e igualdad es el aumento de los permisos de maternidad y paternidad hasta los seis meses de los que las 12 primeras semanas serían de disfrute obligatorio, una petición que va en la línea de lo que exigía Unidas Podemos para los Presupuestos del Estado, algo que finalmente se rehusó. Asimismo, también se añade la petición de establecer un espacio para que, hasta los dos años, se pueda facilitar la lactancia.

No obstante, la posibilidad de que estas dos peticiones sean incorporadas en la ponencia política del PSPV, de ámbito autonómico, no está ni mucho menos asegurada ya que ambas propuestas son de carácter estatal y, de hecho, la de los permisos de maternidad y paternidad fue rechazada por los socialistas para las cuentas estatales en su negociación con Unidas Podemos.

Desde la Ribera Alta, se aprobó para que se incluya en el debate de Benidorm una enmienda en torno al reconocimiento del valenciano en el Estado y sus homologaciones. Así, se propone la reforma de la Constitución o una Ley de convivencia de lenguas para que el resto de lenguas de España sean consideradas también como oficiales en la Administración del Estado. El objetivo es "eliminar la carga de marginalidad que supone el artículo 3 de la Constitución para las otras lenguas españolas" así como para evitar "conflictos y colisiones políticas y judiciales".

Desde esta misma comarca, además, solicitan que se establezca un pacto por el valenciano para que este "no sea un arma arrojadiza de las campañas electorales" y que varíe según quién se encuentra en el Consell. En este sentido, proponen que las homologaciones o acreditaciones del conocimiento de valenciano se extiendan a los grados medios y superiores "de manera que se reconozcan a efectos de certificados y tengan homologaciones todos los estudios de o en valenciano de todos los niveles de enseñanza".

También hay otras como la propuesta desde la provincia de Valencia sobre memoria histórica que busca eliminar el término "guerra civil" y sustituirlo por "Guerra de España" como vienen sosteniendo los historiadores ya que consideran que el conflicto de 1936 a 1939 fue un preludio de la II Guerra Mundial con participación de potencias extranjeras. De este asunto, también está la petición de más formación en el currículum escolar y para el profesorado.

A esta se añade como cambio para los estatutos que las listas de delegados para los congresos sean igual que las electorales: cremallera y garantizando un 50 % de sus representantes de ambos sexos (excepto en aquellas que son impares). Esto ahora mismo no ocurre ya que estas tienen como máximo un 60-40 de cualquiera de los dos sexos.

Compartir el artículo

stats