Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Congreso

Puig estudia una ejecutiva para activar el partido hasta elecciones

El líder del PSPV quiere que los nuevos miembros de la dirección se comprometan con la dedicación orgánica

El secretario de Organización, José Muñoz, explica el programa del congreso, ayer. Mediterráneo

El jefe del Consell y secretario general del PSPV quiere evitar que la elección de la ejecutiva del partido sea materia de codazos entre notables en los días previos al congreso y luego solo sea una mención en el organigrama, con escasa plasmación real. Ximo Puig, aseguran en su entorno, está decidido a que del 14 congreso de país, que se celebrará este fin de semana en Benidorm, salga una nueva dinámica de trabajo de la ejecutiva del partido. Está tan decidido que pretende un compromiso explícito de los miembros de su dedicación a este órgano.

La intención, señalan fuentes de la dirección socialista a este diario, es celebrar reuniones semanales y tensionar la vida de partido. La idea es desarrollar este método de trabajo al menos desde este momento hasta la celebración de las próximas elecciones, aunque la voluntad, añaden, es mantener una actividad más frecuente alrededor de la ejecutiva.

Uno de los planes que ha de concretarse en los próximos días es la posible creación de «consejos nacionales» en torno a la ejecutiva. Se trata de de grupos profesionales especializados en materias sectoriales como empleo, industria o atención social.

Otro de los objetivos de Puig es obtener una «máxima» coordinación de la nueva ejecutiva con el grupo parlamentario en Corts (es una de las razones para la continuidad del síndic, Manolo Mata, como número dos del partido), con los principales ayuntamientos y con el Consell.

La nueva ejecutiva deberá mostrar también la nueva etapa a la que apelará el partido tras el cónclave. Así, si en la duodécima edición del congreso de los socialistas el objetivo era conseguir llegar al Consell y en la decimotercera revalidar el Botànic y erigirse como primera fuerza de la Comunitat Valenciana, en la del próximo fin de semana el horizonte es «ampliar la mayoría». 

El reto marcado tendrá su propia imagen en el cónclave. Será la de Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), interviniendo en el mismo foro que los sindicatos. Porque aunque históricamente el Partido Socialista ha estado vinculado a la fuerza obrera en general y a la UGT en concreto, la nueva era que buscan desde la formación está repleta de guiños al empresariado, el antiguo rival a batir del sindicalismo. «No entrar en frentismos» y «tirar muros», desgranó Muñoz de la «nueva mayoría». 

Giro valenciano

Navarro será así el primer representante de la patronal que hablará en un congreso socialista, un evento que tradicionalmente (así lo hizo en octubre el estatal celebrado en València) termina entonándose la Internacional con el puño en alto. En aquella ocasión, en la inauguración hablaron los representantes de CC OO y UGT a nivel estatal, pero nadie de la CEOE. Este giro es esencialmente valenciano. 

La participación de Navarro en los «saludos fraternales» junto a las dos fuerzas sindicales no es un hecho aislado. El presidente de la CEV guarda buena sintonía con el jefe del Consell, quien insiste en la línea de apertura.

Sánchez cerrará el congreso en el que Puig sellará su tercer mandato

Pedro Sánchez será la guinda del pastel de actividades que ha preparado el PSPV para su XIV Congreso. El Gran Hotel Bali de Benidorm recibirá a cerca de 900 invitados y casi 500 delegados (confirmados, «de momento», dijeron ayer desde el partido) entre los que habrá representantes del Gobierno y cargos relevantes del PSOE. 

El exministro Salvador Illa, la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra; el secretario de Organización, Santos Cerdán; la ministra de Educación, Pilar Alegría; la de Ciencia, Diana Morant, y el expresidente Rodríguez Zapatero son algunos de los nombres que estarán en el cónclave que cerrará el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez. 

Su intervención será el domingo por la mañana ante un aforo de unas 1.300 personas más los que atiendan las posibles pantallas colocadas en el exterior si no entra todo el mundo. Lo hará junto a Ximo Puig quien hablará ya como secretario general del PSPV reelegido para un tercer mandato. 

En las dos jornadas anteriores, la agenda de los socialistas combina acciones oficiales como los debates en comisión, la aprobación de la ponencia o el informe de gestión, con otras actividades complementarias como un homenaje a Fernando Delgado, charlas sectoriales, conversaciones con la sociedad civil y música en busca de una comunión socialista. 

Compartir el artículo

stats