Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CAMBIOS EN COMPROMÍS

Marzà alimenta con su silencio los rumores sobre su posible salida del Consell

Esperará a la renuncia de Ferri para hablar de la portavocía del grupo en Les Corts

Comparecencia del conseller de Educación Vicent Marzà

Si el curso político comenzó con una crisis en el Consell con el recambio en la vicepresidencia segunda de Rubén Martínez Dalmau por Héctor Illueca, el año 2022 podría iniciarse también con una remodelación aunque su profundidad está por determinar. En el horizonte está la posible salida del conseller de Educación, Vicent Marzà, para asumir el relevo de Fran Ferri en la portavocía parlamentaria de Compromís, un escenario que el propio conseller se encarga de alimentar con su silencio. Ayer volvió a hacerlo. Preguntado en los pasillos de Les Corts, Marzà no descartó la mayor, es decir su propia salida, por lo que su indefinición es lo que alimenta, cada vez con más fuerza, que esa puerta, ahora entreabierta, puede abrirse del todo y cambie la Conselleria por la portavocía.

Fuentes del grupo admiten que ya hace tiempo que Marzà quiere dejar el Consell y que incluso antes de la pandemia ya se preparaba el terreno, pero las circunstancias obligaron a aparcar el salto y seguir en la gestión. Ahora, el adiós de Ferri pone en bandeja a Marzà esa opción que al parecer es deseada por el referente ideológico de Més, el antiguo Bloc. El conseller insiste mucho en que hay que esperar a que Ferri formalice su renuncia, fijada como máximo el 15 de enero aunque puede producirse antes. «Cuando el síndic haga la renuncia formal y cuando llegue el momento hablaremos, ahora estamos centrados en los presupuestos», respondió Marzà en los pasillos de Les Corts.

Si se confirma la salida del castellonense, la crisis afectaría al menos a una conselleria, aunque el movimiento en Compromís podría aprovecharlo también el PSPV para realizar cambios.

Mientras, en el grupo de Compromís se desliza también cierto temor a que la elección del síndic se haga sin unanimidad. El grupo ha estado unido toda la legislatura y no ha tenido problemas internos, pero un pulso por el relevo puede generar fricciones. De momento la portavoz adjunta Aitana Mas, de Iniciativa, se ha postulado y la consellera de Medio Ambiente, Mireia Mollà, también de Iniciativa y que fue diputada, ha señalado que no es necesario hacer un relevo en el Consell porque está la opción de Mas.

Preguntado ayer, el president, Ximo Puig, señaló que esta cuestión tiene que decidirla Compromís y que él respetará «absolutamente» lo que se acuerde. «Actuaremos, como siempre, con la mayor lealtad», remarcó.

Compartir el artículo

stats