Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PPCV quiere hacer coincidir la investigación europea contra Oltra con las elecciones

Los populares alargan el proceso y buscan que la misión a la Comunitat Valenciana sea dentro de un año

La vicepresidenta, Mónica Oltra, interviene en un pleno en Les Corts.

La agenda de los populares valencianos ha saltado por los aires a consecuencia de la grave crisis interna que vive la organización en toda España, pero eso no implica que no tengan una estrategia meditada para tratar de erosionar al Botànic. Entre los frentes abiertos, el relativo a los casos de abusos de menores en centros tutelados de la Generalitat ha sido uno de los más recurrentes. 

Los populares están intentando estirar el chicle para que este delicado asunto siga «activo» en la agenda a a ser posible a pocos meses de elecciones. De hecho, si aciertan en el calculo, la investigación abierta en Europa podría estar en pleno apogeo a las puertas de las urnas previstas para mayo de 2023.

Los populares han visto una grieta para desacreditar a Oltra y, de paso, a todo el Consell del Botànic. Los populares valencianos lograron que el tema tuviera repercusión a nivel nacional, con varias iniciativas en el Congreso gracias al interés de la saliente dirección de Pablo Casado, pero también en el ámbito europeo. 

Tal como informó este diario, la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo aceptó impulsar una investigación sobre el departamento que dirige Mónica Oltra por la gestión de los centros que acogen menores tutelados y, en concreto, sobre los casos de abusos sexuales, entre ellos el que afecta a su exmarido, que fue educador de uno de los centros. 

El punto de partida fue un escrito firmado por la vicesecretaria de los populares valencianos Elena Bastidas con referencias de noticias que se han ido publicando sobre casos de abusos de menores, entre ellos los relativos al educador que estuvo casado por Oltra. La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo está presidida por la exministra popular Dolors Monserrat y el grupo popular, junto con Ciudadanos y la ultraderecha, tiene mayoría.

En su respuesta, Montserrat apuntó que la denuncia del PP entra dentro «de los ámbitos de actuación de la Unión Europea», y dio traslado a la Comisión Europea para que iniciara una investigación preliminar. Fuentes del parlamento europeo indicaron que la Comisión Europea aún no ha emitido el informe, si bien los populares podrían haber convocado la comisión de Peticiones para impulsar la investigación. 

Ese paso no se ha dado y, aunque se haga en breve, este año no habrá misión a la Comunitat Valenciana. La agenda de visitas se determina en enero y el asunto valenciano no ha entrado en esta tanda. Esto sí ha ocurrido con la investigación a Baleares, más avanzada, sobre casos de supuesta explotación y prostitución que será entre el 11 y el 13 de abril. 

Los populares valencianos juegan con la idea de trasladar una misión similar a la Comunitat Valenciana, pero dentro de un año, a las puertas de las elecciones. Eso sí, las fuentes consultadas apuntan que no lo tendrán fácil, ya que hay decenas de misiones pendientes que la pandemia obligó a retrasar. En todo caso, habrá que esperar a enero de 2023 para saber la agenda.

Compartir el artículo

stats