La Generalitat Valenciana continúa trabajando con empresas valencianas y multinacionales presentes en la Comunitat Valenciana para conseguir el máximo aprovechamiento de los fondos europeos que el Gobierno de España adjudicará a través de los distintos PERTE que se irán convocando en los próximos meses.

El director general de Coordinación de la Acción de Gobierno y responsable de la Oficina Valenciana para la Recuperación, Juan Ángel Poyatos, ha explicado que el anuncio realizado esta semana por la multinacional del automóvil Volksvagen de presentarse al PERTE del vehículo eléctrico con una inversión global en España de 7.000 millones de euros que incluye la construcción de una gigafactoría de baterías en Sagunto (Valencia), es una muestra de la capacidad de la Comunitat Valenciana para aprovechar esos fondos de recuperación europeos.

“El ejemplo de Volkswagen es la punta del iceberg de lo que esperamos que supongan los fondos europeos para la transformación, industrialización, digitalización y crecimiento de la economía valenciana”, ha asegurado Poyatos, quien ha añadido que otros PERTE estratégicos para la economía valenciana que se convocarán en breve, además del sector de la movilidad sostenible, como el del sector agroalimentario, el naval, el aeroespacial o el de salud, entre otros, contarán con consorcios valencianos que optarán a las ayudas para desarrollar proyectos disruptivos en el tejido empresarial valenciano.

Poyatos ha recordado que el trabajo para fijar cuáles deberán ser ejes fundamentes de la Estrategia Valenciana para la Recuperación y qué proyectos tractores deberían marcarse como objetivo se inició hace ya dos años, lo que ha permitido a la Comunitat Valenciana llegar al momento decisivo en condiciones de competir por los fondos con los proyectos desarrollados por empresas valencianas, multinacionales y también por instituciones investigadoras y universidades.

El responsable de la Oficina Valenciana para la Recuperación ha citado algunos de los proyectos que ya son públicos y que optarán a los respectivos PERTE sectoriales, como los que lideran empresas como Power Electronics, con su proyecto de baterías, BP y el sector cerámico de Castelló con el objetivo de descarbonizar nuestra industria, la digitalización del campo de la mano de la Digitalizadora Agraria, impulsada por Insomina y con el apoyo de numerosas empresas del sector, un proyecto del Instituto de Biomecánica de Valencia que optará al PERTE de salud o en el aeroespacial, con proyectos vinculados a la utilización de drones en distintos campos liderado por la Universidad Politécnica de Valencia y el Aeroport de Castelló o el proyecto de satélites de la ilicitana PLD Space.

El Gobierno de España ya ha aprobado PERTE en los sectores del desarrollo del vehículo eléctrico conectado, de salud de vanguardia, de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, agroalimentario, aeroespacial, naval, economía circular o digitalización del ciclo del agua que supondrán una inyección económica sin precedentes para la transformación y resiliencia de los sectores productivos.