Hartos de que en ocasiones se refieran a ellos de forma despectiva, los agricultores de la Comunitat Valenciana se han plantado y exigen que el término "llauro" deje de tener una acepción peyorativa. Para ello no han dudado en dirigirse a la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), que hace poco más de un mes nombró a una nueva presidenta, Verònica Cantó, para que eliminen este significado despectivo para el sector.

La Unió de Llauradors ha tomado cartas en el asunto y en un escrito remitido a la AVL pide que se retire la acepción desdeñosa que contempla en su diccionario porque "no se adapta a la realidad actual", señalan desde este sindicato de agricultores y ganaderos. ¿A qué se refieren? A la descripción de un llauro como una "persona rústica, sense refinament”.

Definición de "llauro" según la AVL

Definición de "llauro" según la AVL

En este sentido, el secretario técnico de La Unió de Llauradors, Joanma Mesado, explica que encontraron esta acepción de forma casual y tras debatirlo en el seno de la dirección, se decidió enviar una carta a la máxima dirigente de la Acadèmia al entender que era una definición "que ya no tiene cabida en el siglo XXI".

"Nos han convocado a una reunión que se producirá en las próximas semanas", afirma Mesado, quien agradece la rápida respuesta de la AVL. Ahora, dentro del organismo, será la sección de Lexicografia i Gramàtica que gestiona el Diccionari Normatiu Valencià quien estudie esta propuesta.

Fuentes de la Acadèmia aseguran que además de la reunión, posiblemente se estudiará y debatirá en la próxima sesión del 20 de mayo. "Agradecemos la propuesta de la Unió de Llauradors i Ramaders porque nos permitirá debatir sobre las marcas del diccionario", señalan.

Términos anticuados

Para la Unió de Llauradors, que este significado aún figure en la descripción de "Llauro" afecta directamente al significado principal, "llaurador". "Esperamos que sean sensibles y sería bueno cambiarlo y actualizarlo; sucede con otras palabras, como 'verdulera', que designa una profesión pero tiene una connotación ya obsoleta, hay que adaptar las palabras a lo nuevo", señala Mesado.

El secretario técnico entiende que esta acepción se usaba históricamente para referirse a alguien con esas características, pero "el sector y concretamente esta profesión han experimentado durante las últimas décadas una transformación, modernización, tecnificación y profesionalización totalmente alejada ya de los antiguos estereotipos". Además, recuerdan que el sector de la agricultura y de la ganadería está viviendo una revolución con la digitalización que están proporcionando los Fondos Next Generation del Plan Europeo para la Recuperación y Resiliencia.

Por eso mismo, la Unió pide a la AVL que redefina y reformule la idea del "llauro", eliminando esta acepción e iniciando las gestiones necesarias para adaptar la definición de la palabra a la realidad actual, "evitando acepciones despectivas" porque en estos momentos, "en muchas ocasiones, definirse como 'llauro', significa orgullo de pertenencia a la profesión de agricultor".

Mesado también recuerda que esa percepción del "llauro" forma parte de la mentalidad urbana para hablar de la gente que se quedó en el campo durante el éxodo de los años 60. pero hoy en día "ni siquiera se conoce ya la expresión en el ámbito urbano", asegura.