Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra discrepa de de Bravo y defiende exigir el 'mitjà' para el alto funcionariado de la Generalitat

La vicepresidenta evidencia las diferencias que existen en el Consell sobre el requisito lingüístico

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa de este viernes Mediterráneo

La rueda de prensa posterior al pleno del Consell es un compendio de temas de actualidad sobre los que la portavoz del Ejecutivo autonómico fija posición, explica su postura o intenta esquivar. Así, en la de este viernes, Mónica Oltra evidenció las diferencias en el Gobierno valenciano por el requisito lingüístico, cargó duramente contra el presidente de Iberdrola, pidió «expertos independientes» para las investigaciones de Pegasus y se puso de perfil ante posibles cambios en el Consell. Nada mal para estar rozando el fin de semana.

El asunto tratado con mayor profundidad fue el de qué nivel de valenciano exigir para el alto funcionariado. B2 y C1 aparecen como una combinación que no responde a las coordenadas de un tablero de ajedrez sino a las dos posturas dentro del ejecutivo para el grupo más alto del personal funcionarial. En esta, Mónica Oltra se desmarcó de la propuesta de Gabriela Bravo, quien apuesta por exigir un B2 para este grupo mientras la vicepresidenta calificó el C1, el equivalente al mitjà, como «el más adecuado».

Oltra defendió que para optar a las plazas de A1 y A2 se necesita un título universitario por lo que consideró que no tendrían «dificultad en contar con esta competencia lingüística». «Es el más adecuado», añadió al referirse al mitjà, nivel que han defendido a lo largo de la semana públicamente desde Compromís, que han cargado con dureza contra la opción de Bravo.

Insistencia

Es más, la vicepresidenta insistió en que actualmente el C1 «es el nivel que se exige en estos momentos» para entrar en estos puestos, según el decreto vigente 3/2017, y que, por ende, si saliera adelante el texto que esta semana desligó la consellera de Justicia que tenía intención de llevar al pleno del Consell supondría «empeorar». «Virgencita, virgencita, que me quede como estoy», agregó la vicepresidenta del Ejecutivo ante esta posibilidad.

No obstante, pese a las diferencias de criterios existentes en el seno del ejecutivo, la portavoz del Consell confió en que se llegará a un acuerdo que será «satisfactorio para todos». «La prioridad siempre es el acuerdo y que se garanticen los derechos lingüísticos de los valencianos», expresó Oltra quien insistió en que las lenguas «son puentes y no muros».

Más esquiva estuvo la portavoz del ejecutivo autonómico al ser preguntada por posibles cambios en el Consell. «No tengo nada que decir, estamos trabajando bien», fue su respuesta ante la posibilidad de que la consellera de Sanidad, Ana Barceló, acabe dejando el ejecutivo para convertirse en síndica del PSPV. «No soy quién para aventurar qué cambios se han de hacer en el grupo parlamentario socialista, ni siquiera en el de Compromís», indicó la vicepresidenta del Consell.

Compartir el artículo

stats