Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TESTIMONIO

Sandra: «La ansiedad me llegó a paralizar durante el confinamiento»

Sandra García sufrió una crisis en el año 2020. Desde entonces lidia con este trastorno mental

Valencia. Sandra joven de 29 años que ha tenido problemas de salud mental Miguel Angel Montesinos

Sandra García conoció la ansiedad en el confinamiento de 2020. Le golpeó tan fuerte que la dejó paralizada en el suelo, inmóvil. Ya sabía que le pasaba algo, pero no acababa de ponerle nombre. Se encargó su terapeuta. En realidad padece este trastorno mental, el más común entre los jóvenes, desde hace muchos años. 

Pasó por terapia, estuvo en tratamiento y hoy en día sigue aprendiendo a lidiar con ello. «A mi la ansiedad me la provoca el miedo y la inseguridad. La situación de pandemia, el no saber qué iba a pasar ni cuando acabaría me hizo explotar», recuerda García. Ella es una de las tantísimas jóvenes con problemas de salud mental en la Comunitat Valenciana por estar condenados a una eterna juventud; sin acceso a una vivienda propia, sin trabajo digno, saltando de precariedad a temporalidad. «Somos la generación que va de crisis en crisis, y eso genera una ansiedad permanente», señala. 

El estrés y la ansiedad se arrastran. Son una mochila que la juventud no se puede quitar porque no puede desarrollar sus aspiraciones. «Y yo me considero una privilegiada por tener un trabajo con sueldo mileurista. Muchos no tienen nada», dice esta joven de 29 años. 

«No tenemos derecho a parar. Tenemos que ser siempre productivos, pase lo que pase, aunque estemos mal emocionalmente eso no se contempla como una enfermedad física que sí que te hace frenar. El sistema no nos da esa posibilidad cuando hablamos de salud mental».

Compartir el artículo

stats