Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dimisión de Mónica Oltra sacude el proyecto político de Yolanda Díaz

La carrera a la Moncloa de la vicepresidenta segunda del Gobierno tuvo su pistoletazo de salida en València, bajo el ala de la dirigente valenciana

Oltra y Díaz, en septiembre del año pasado en València donde evidenciaron su sintonía. JM Lopez

Yolanda Díaz pierde uno de sus principales apoyos para su proyecto nacional. La dimisión de Mónica Oltra supone un golpe en la línea de flotación de la gallega para su carrera hacia las elecciones generales de 2023. Una carrera vinculada desde el primer momento a la ya ex vicepresidenta valenciana, que ejerció de antifriona en el acto de València donde Díaz dio el pistoletazo de salida a una nueva política de alianzas en la izquierda, al unir a referentes de distintas formaciones como la propia Oltra, Ada Colau, Mónica García o Fátima Hammed Hossain.

El desenlace en el Govern valenciano llegaba en la tarde de ayer después de unas últimas horas de extrema tensión que hicieron insostenible la situación de la líder de Compromís. El presunto encubrimiento de los abusos asexuales de su ex marido en un centro de menores que estaba bajo sus competencias se sabía ya como un obstáculo en el proyecto de Díaz, pero el pasado viernes marcó un punto de inflexión, al ser imputada y citada a declarar el 6 de julio, sólo dos días antes de que Yolanda Díaz arranque en Madrid su llamado proceso de escucha bajo la plataforma Sumar

Uno de los bastiones

Ahora, su salida del Govern supone un nuevo traspiés en la apuesta de Díaz, que en las últimas horas también se ha visto golpeada por los pobres resultados de las elecciones andaluzas. Oltra era la segunda autoridad del Consell de la Comunitat Valenciana, uno de los pocos bastiones institucionales que conserva el espacio. Pero los últimos acontecimientos han puesto en jaque la coalición del Botànic, integrada por PSOE, Podemos y Compromís, y en los últimos días el presidente Ximo Puig señalaba la puerta de su ya ex número dos para acelerar su salida y evitar tener que cesarla, lo que supondría una crisis en el seno de la coalición.

La izquierda sale tocada de este episodio, y uno de los principales temores que albergan los afines a Yolanda Díaz es la pérdida del Gobierno valenciano en los próximos comicios como consecuencia de este episodio. Una opción nada descartable, a tenor de las últimas citas electorales en Madrid, Castilla y León y Andalucía, donde el PP ha logrado holgadas mayorías. El calendario también juega contra el proyecto de Yolanda Díaz. 

Ada Colau es otro de los pilares institucionales de Díaz, pero la alcaldesa de Barcelona también se ha visto envuelta en varios reveses judiciales en lo que va de año, con una doble imputación.

Compartir el artículo

stats