Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mónica Oltra dimite de todos sus cargos

La exvicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, llora mientras anuncia su dimisión arropada por el alcalde de València, Joan Ribó, Alberto Ibáñez, Àgueda Micó y Juan Ponce. German Caballero

Siete años después de convertirse en vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, lideresa de Compromís desde hace casi una década, abandona todos sus cargos. Lo hace seis días después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) anunciara su citación como investigada en el caso del presunto ocultamiento de los abusos que su exmarido cometió sobre una menor y un día después de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, planteara la necesidad de que el caso Oltra se resolviera esta semana.

Oltra dice que se va para no ser coartada de una hipotetica salida de Compromís del Consell, en el caso de que se hubiera producido su destitución por parte del presidente y se marcha también para no comprometer el cambio que se inició en 2015 y que ha permitido a la izquierda gobernar siete años en la Comunitat Valenciana tras dos décadas consecutivas del PP en el poder. Para evitar que ese proceso no se revierta y para incidir en el mensaje que quiere trasladar desde hace días: que sin Compromís no hay pacto de izquierdas posible. Se marcha también para evitar el desgaste que suponía su imputación para ella misma y el gobierno valenciano.

El Botànic afronta ahora un tiempo nuevo con la salida de la vicepresidenta. El nombre del relevo está previsto que se oficialice en los próximos días. Todo apunta a que será la actual síndica adjunta de Compromís en las Corts y coportavoz de Iniciativa del Poble Valencià, Aitana Mas. El nombre de Mas surge precisamente a propuesta de Oltra. 

Una renuncia entre lágrimas

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, Oltra ha anunciado su dimisión en una rueda de prensa convocada de urgencia casi a la misma hora en la que estaba previsto el inicio de la ejecutiva de Compromís en la que iba a tratarse su futuro político y pese a que durante la mañana su entorno había anunciado que no acudiría. Al final no ha hecho falta la ejecutiva. Oltra ha comparecido y en la primera frase ha anunciado que dimitía de sus cargos.

La ya vicepresidenta venía meditando la posibilidad de abandonar el Consell desde que se confirmó su imputación. No hay un momento exacto en el que haya decidido que era el momento de renunciar a sus cargos, ha sido una suma de momentos y de reflexión la que le ha llevado a tomar la decisión, según ella misma ha explicado. Oltra ha comparecido rodeada de los portavoces de los tres partidos que forman la coalición Compromís, Àgueda Micó (Més), Juan Ponce (Verds) y Alberto Ibáñez (Iniciativa).

«Este país tiene un problema»

Oltra ha insistido en el relato de las últimas semanas, que existe una cacería desde sectores de la ultraderecha contra ella y con la voz entrecortada -incluso ha tenido que detenerse varias veces- ha asegurado que este momento pasará a la historia «de la infamia judicial y mediática de este país, que tiene un problema». 

Se marcha especialmente dolida porque ocurre precisamente lo que quería evitar: que ganen «los malos». Ya entre lágrimas ha asegurado que se marcha con la cara bien alta sabiendo que se ha cometido la mayor infamia de la historia de este país y con los dientes muy apretados», una frase que ha repetido varias veces. «Me cuesta esta decisión, sobre todo porque ganan los malos», ha reiterado. Incluso ha pedido perdón a la gente vulnerable, a la que se ha dedicado estos años y a la que «le duele en el alma» dejar.

«Este país tiene un problema cuando absuelve a corruptos, cuando M punto Rajoy no es un indicio y se encausa a inocentes», «Nos están fulminando uno a uno con denuncias falsas».

La lideresa de Compromís ha reivindicado que fue gracias a su partido que se pudo «tirar la corrupción» e iniciar en la Comunidad Valenciana las políticas de cambio «más importantes» de toda España, y se va porque no quiere que se cambie «otra vez» los colegios públicos por barracones ni que se paren las políticas de esta formación.

También ha admitido durante su intervención que no ha comunicado al presidente de la Generalitat su decisión de dejar sus cargos institucionales y que lo hacía en ese mismo momento a través de los medios. Sobre Puig ha afirmado que no había «probabilidades» de que le apoyara en este momento, en referencia al momento de la imputación. «Yo ya hace tiempo que no espero nada», ha dicho

También renuncia a ser diputada

Oltra deja también su escaño en las Corts por lo que perderá su condición de aforada, aunque ha dicho que esa circunstancia no le importa porque «la verdad solo tiene un camino» El escaño por València le corresponde ahora a la exdiputada en la anterior legislatura Teresa García. 

Compartir el artículo

stats