El pleno de Les Corts ha proclamado este miércoles a la exdelegada del Gobierno Gloria Calero como nueva senadora territorial en representación de la Comunitat Valenciana, con un total de 45 votos a favor. "No podía decir que no", ha confesado tras recoger el documento de su designación.

Calero (PSPV) deja así el puesto de delegada, que asumirá la concejala socialista de València Pilar Bernabé, para ocupar el asiento en el Senado de Josefina Bueno, nombrada recientemente consellera de Innovación y Universidades. Su candidatura cuenta con Josep Tur, exalcalde de la Vall d'Uixó (Castellón), como suplente.

La votación se ha realizado de forma secreta por papeletas, como marca la ley, y con la asistencia de Calero al hemiciclo. Cinco diputados han votado de forma telemática, entre ellos la síndica de Compromís, Papi Robles, y la portavoz adjunta de la coalición y nueva vicepresidenta de la Generalitat, Aitana Mas.

La ya exdelegada, enfermera de profesión, fue concejala y alcaldesa en Sagunt (Valencia) y miembro de la ejecutiva federal del PSOE. En declaraciones a los medios en Les Corts, ha mostrado su "honor y orgullo" y ha agradecido al partido que "siempre" le haya propuesto para cargos de responsabilidad y "muy interesantes".

Calero ha augurado que la nueva etapa será enriquecedora tras dos años "muy duros" como delegada al afrontar la pandemia y la crisis, "situaciones nunca vistas". "He pasado momentos de mucha soledad, muchos nervios y mucha incertidumbre y preocupación, pero también de mucha satisfacción y es lo que me llevo", ha manifestado.

Como senadora se ha comprometido a seguir defendido el "magnífico" proyecto socialista y a mantener "mucha coordinación" con la Generalitat para trasladar a la Cámara Alta políticas en defensa de los valencianos.

Prudencia y paciencia

Además, ha aconsejado "mucha prudencia y paciencia" a Bernabé como nueva delegada, aunque ha confiado en ella por su larga trayectoria en política: "Sabe lo que tiene que hacer".

Este pleno específico de Les Corts para la proclamación de la senadora, antes de una sesión ordinaria, ha arrancado con un minuto de silencio por las muertes del pasado viernes en la valla de Melilla.