Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación dispara el menú del día por encima de los 13 euros

La subida de las materias primas junto a la de la energía obliga a los hosteleros a repensar sus precios

La inflación se come el menú del día, que aumenta de precio GERMAN CABALLERO

El menú del día es, hasta la fecha, una de las opciones más recurrentes de los trabajadores para la pausa de la comida. Primero, segundo y postre por un precio que solía rondar los diez euros. Pero la inflación no deja de aumentar y, con ella, muchos de los restaurantes se han visto obligados a subir el precio de sus menús.

Según una encuesta realizada por Hostelería de España, una organización que engloba a cafeterías, bares y restaurantes, y la empresa Edenred, el precio medio del menú del día en España ha subido entre un 5% y un 15%.

Algunos hosteleros de la Comunitat Valenciana defienden que, por el momento, la subida no está repercutiendo en los precios finales. «No hemos subido el precio del menú, a pesar de que hay productos que valen casi el doble», asegura el gerente de la Taberna Española, ubicada en el centro de València. Actualmente es la empresa la que asume el coste de la subida de precios. «De momento aguantamos, tenemos miedo de que, si subimos los precios, los clientes dejen de venir», asegura.

En la misma línea se expresa el encargado del restaurante Mon, a unos metros del primero. «Ha subido el precio de todos los productos, por lo que ganamos menos». «Ahora con los turistas podemos aguantar, ya en septiembre u octubre, cuando se vayan, cambiará la cosa y quizás entonces tengamos que subir los precios», señala.

No es el caso de José Ante, propietario del restaurante Mesón Gallego, situado en un barrio periférico de València al que acuden diariamente varios trabajadores. Él sí que ha tenido que ajustar sus precios, incrementando el precio del menú diario en un euro. El motivo no es otro que la subida de precios generalizada. El precio del menú ya era ajustado, por lo que no ha tenido más remedio que repercutirlo en sus comensales.

«El problema es que no tenemos estabilidad de precios, los productos van variando mucho», denuncia. Y añade que, por suerte, sus clientes habituales no se quejan de la subida. «Casi todos vienen con la tarjeta de la empresa, entonces no tienen problema», asegura. José prevé que en septiembre habrá otra subida generalizada. «Vamos a aguantar todo lo que podamos», asegura.

El coste de las actividades de restauración ha incrementado en un 5,5%. Según los datos del mes de junio, los últimos ofrecidos por Hostelería de España, el precio de productos tan básicos para la hostelería, como son el aceite o los huevos, no han dejado de subir en lo que va de año. Las bebidas no alcohólicas han subido un 12,9% con respecto al año pasado. En el caso del aceite, el incremento se eleva hasta un 27,2% el de oliva y un 87,5% el resto de los aceites. Los huevos, por su parte, se han encarecido en un 35,2% y las patatas ahora cuestan un 25% más. En la misma situación se encuentran la carne (10%), la leche (20%) y el pan (10%).

Al coste de las materias primas se añade el de la energía, que sube un 40,8%.

Compartir el artículo

stats