Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE obliga a dar respuesta en un mes a los proyectos de autoconsumo

La propuesta de Bruselas contempla la aprobación automática de los expedientes que se demoren

Un operador instala placas fotovoltaicas en un tejado de una vivienda en el núcleo urbano. A. P.

El debate sobre la implantación de las energías renovables agita a los partidos del Botànic en el ámbito autonómico, pero es un asunto que también preocupa en Bruselas. De hecho, la Comisión Europea está preparando su propio «marco para acelerar el despliegue» de estas instalaciones. Así, la propuesta del reglamento planteado por el Ejecutivo de la UE a los Estados miembros prevé facilitar los procesos administrativos, reducir trámites y agilizar plazos, medidas que, lógicamente, afectarán a la Comunitat Valenciana

La UE ha puesto el foco en la energía solar a la que considera «una fuente de energía renovable clave para poner fin a la dependencia de la Unión de los combustibles fósiles rusos al tiempo que se alcanza la transición hacia una economía climáticamente neutra». Y para ello, el documento europeo, que todavía deben validar los 27 países miembros, se centra en aquellos proyectos destinados al autoconsumo a los que prevé dar un importante impulso garantizando el silencio administrativo a partir del mes de la petición como respuesta positiva. 

«Por lo que se refiere a la instalación de equipos de energía solar de autoconsumidores de energías renovables con una capacidad igual o inferior a 50 kW (de una potencia de autoconsumo), la falta de respuesta por parte de las autoridades o entidades pertinentes en el plazo de un mes a partir de la solicitud dará lugar a que el permiso se considere concedido», señala la propuesta de la Comisión Europea. 

Este artículo es el que mayor influencia tendrá (en caso de salir adelante sin cambios) para la Comunitat Valenciana, según explican fuentes de Transición Ecológica. Precisamente en autoconsumo es donde la Comunitat Valenciana tiene menos problemas. De esta modalidad se producen 365 MW (megavatios), casi la misma cantidad que en las plantas solares de mayor tamaño donde se producen 420 MW y donde el choque entre departamentos y partidos es más evidente. 

Respeto al territorio

La trasposición impulsada desde Bruselas será de obligado cumplimiento y afectará, especialmente, a aquellas instalaciones que no sean en medio natural. Hasta ahora, el problema estaba en que en los centros históricos donde podía haber afección del patrimonio se requería una licencia de obras que debían dar los ayuntamientos, pero que nunca llegaba, algo que había generado muchas quejas. Sin embargo, con el nuevo reglamento europeo, la falta de respuesta en un supondrá dar luz verde al proyecto. 

Las nuevas reglas europeas avanzarán a la vez que las medidas que pueda impulsar el Gobierno valenciano. En el Consell hay preocupación ante el examen europeo de finales de enero, cuando todos los proyectos de renovables presentados ante la Generalitat deben haber recibido una respuesta, sea a favor o en contra. De momento, en el pleno de este miércoles, la consellera de Agricultura, Isaura Navarro, se comprometió «agilizar los expedientes» que se encuentran pendientes de resolver aunque «siempre desde el respeto al territorio». 

Durante su intervención para explicar las principales líneas de actuación de su departamento, planteó que su propuesta es ampliar el equipo de tramitación de proyectos de energías renovables. El objetivo, dijo, es resolver los expedientes pendientes que han quedado atascados en el trámite burocrático así como tratar de «coordinar» a las tres conselleries (Economía Sostenible, Territorio y Medio Ambiente). 

Navarro evitó ahondar en la brecha que hay entre las formaciones del Consell y mientras prometía acelerar los trámites como reclaman especialmente en el PSPV, también abogó por escuchar a los ayuntamientos en la elección de ubicaciones e impulsar las «comunidades energéticas locales». 

Y mientras en la tribuna Navarro daba el posicionamiento del Ejecutivo autonómico, los grupos parlamentarios que le dan su apoyo en las Corts continúan con las negociaciones en torno a las medidas que pueden acabar influyendo en este despliegue. 

Compromís y Unides Podem llamaron a los socialistas a «dialogar» la propuesta de estos (donde piden más poder a los ayuntamientos y la creación de la Agencia Valenciana de Energía) y a «cumplir con los acuerdos» mientras los socialistas insisten en que para este órgano se haga una ley específica. 

Compartir el artículo

stats