Camps almuerza con Zaplana en un hotel de València tras su absolución

Los dos expresidents de la Generalitat se encuentran en una céntrica calle de la capital del Turia

Eduardo Zaplana y Francisco Camps comparten mesa en un hotel de València, este jueves.

Eduardo Zaplana y Francisco Camps comparten mesa en un hotel de València, este jueves. / Mediterráneo

Diego Aitor San José

A un lado, el expresident de la Generalitat, Eduardo Zaplana, enfrente, quien tomó el testigo en este cargo un año después de su marcha, Francisco Camps. Entre medias, una mesa con apenas una botella de agua. Es la imagen de este jueves en un hotel de València apenas unas horas después de que Camps fuera absuelto en la Audiencia Nacional del último proceso judicial en el que estaba siendo investigado, una de las piezas del caso Gürtel.

Según la imagen a la que ha tenido acceso este periódico, uno de los primeros encuentros del que fuera máximo responsable del Consell entre 2003 y 2011, hasta que dimitió por las investigaciones sobre el llamado caso de los trajes, ha sido con otro expresidente autonómico, Eduardo Zaplana, quien actualmente se encuentra a la espera de sentencia por el caso Erial por el que la Fiscalía le solicita 17 años.

Camps y Zaplana se han visto este jueves en un hotel de una céntrica calle de València después de que Camps haya quedado absuelto de su último juicio. Según ha podido saber este periódico, ambos han compartido un café a petición del exministro para celebrar la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel, una resolución tras la que Camps ha manifestado su deseo de volver a la política.

No es, sin embargo, la primera vez que los dos exdirigentes del PPCV se han visto en los últimos meses dejando atrás el enfrentamiento que mantuvieron una vez Camps accedió a la Presidencia de la Generalitat. Aquellas tensión parecen ahora cosa del pasado ya que se han reunido en varias ocasiones en los últimos meses, un acercamiento que empezó con una intervención compartida en un medio de comunicación y que ha ido fraguándose en encuentros solicitados en su mayoría por el exministro.