Morant asegura que la Comunitat saldrá beneficiada con la nueva financiación

Diana Morant y Carlos Mazón, ayer, en Alicante.

Diana Morant y Carlos Mazón, ayer, en Alicante. / JOSÉ PEDRO MARTÍNEZ

Amparo Soria

La secretaria general del PSPV, Diana Morant, dedicó su intervención ayer en Alicante a tratar de rebajar la tensión en dos frentes. En lo político, lidiando con las críticas de sus socios en Sumar, Compromís, a una virtual reforma del sistema de financiación que sería «singular» para Cataluña. Y, en lo orgánico, con la dirección provincial del partido sublevada a cuenta de la renovación -o no- de cargos internos. La ministra de Ciencia y Universidades fue optimista en las dos cuestiones: la reforma será beneficiosa y en el partido son asuntos «sin trascendencia». 

En una visita a Alicante en el marco de las Hogueras de San Juan, Morant respondió a la postura de Compromís en los últimos días: no apoyarán la reforma de la financiación si a Cataluña se le da privilegios y si esa diferenciación se hace por lograr la investidura de Salvador Illa. Morant emplazó a los valencianos a «confiar» en la reforma que dirige el ejecutivo de Pedro Sánchez porque la Comunitat Valenciana saldrá beneficiada. Apeló directamente, no ya a la diputada Águeda Micó, sino al portavoz de Compromís en Les Corts, Joan Baldoví, quien «seguro que quiere trabajar por un modelo de financiación justa».

«La Comunitat Valenciana es de las autonomías más maltratadas por el actual sistema, caducado en 2014 con Mariano Rajoy y el PP en la Comunitat, que no hicieron nada», dijo Morant, y aseguró que los populares no tienen ningún modelo de financiación que presentar, como demostró Alberto Núñez Feijóo cuando declinó abordar el debate con Sánchez. 

«Está todo bien»

Por segundo día consecutivo, Morant intentó frenar la escalada de tensión interna de su partido a nivel provincial. Insistió en que «está todo bien» y «no pasa nada» porque, lo que pasa, «son cuestiones internas, asuntos orgánicos sin trascendencia ni relevancia para la ciudadanía». 

Es lo que la ministra volvió a apuntar al ser preguntada por la renovación de la ejecutiva que ha querido impulsar el líder provincial, Carlos Fernández Bielsa, y que el Comité de Ética ha suspendido provisionalmente del orden del día del comité provincial extraordinario convocado para el 26 de junio. Allí se buscaba ratificar los nombramientos y vacantes en la ejecutiva. Bielsa buscaba resolver «incompatibilidades» y duplicidades de cargo en la estructura como es el de Vicent Mascarell, mano derecha de Morant y secretario de Organización en la provincial y la autonómica. Una maniobra de Bielsa que el núcleo de la ministra tomó como un pulso, aunque Morant se esforzara en rebajar la tensión: «Las cuestiones internas, de verdad que no tienen ni importancia ni relevancia».