Importante avance en la desescalada a la espera de que el próximo 9 de mayo decaiga el estado de alarma y con él, previsiblemente, el cierre perimetral. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció ayer que la hostelería y el comercio de la Comunitat Valenciana podrán prolongar sus horarios hasta las 22.00 horas, momento en el que entra en vigor la restricción a la movilidad nocturna. Por tanto, bares y restaurantes podrán dar servicio cuatro horas más que ahora y las tiendas podrán abrir dos horas más. Sin duda, estas son las dos medidas más importantes que ayer el Consell decidió aprobar para que entren en vigor este próximo lunes, 26 de abril, y se alarguen hasta el 9 de mayo.

Cataluña y la Comunidad Valenciana relajan sus medidas anticovid Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP

Así lo explicó el presidente valenciano en una comparecencia junto a la consellera de Sanitat, Ana Barceló, tras la reunión de la mesa interdepartamental para la prevención y actuación ante el covid-19. Por tanto, el Consell decidió dar un paso relevante hacia la nueva normalidad, después de que el grupo de expertos que se reúne periódicamente con Puig le indicara horas antes que el efecto contagio que se auguraba después de la Semana Santa ha sido menor de lo esperado, gracias a las restricciones puestas en marcha y a la concienciación ciudadana.

Aforos

A pesar del incremento en el horario, el aforo de la hostelería se mantiene, es decir, las terrazas al 100% y un tercio el interior de los establecimientos, a pesar de las reivindicaciones del sector que pedían el 75%. El aforo que sí se incrementa del 50 al 75% es el de los comercios y establecimientos, y de espacios culturales como cines, teatros, museos o bibliotecas, al igual que lo hace el de las ceremonias y celebraciones, que pasa del 30 al 50%. En cuanto a este último punto, también se produce una novedad muy importante ahora que llega mayo, un mes de eventos como las comuniones, ya que se suprime el máximo de asistentes que estaba en 15 en interiores y en 20 en exteriores. 

Eventos

De igual modo, se mantiene la prohibición de celebraciones populares, desfiles o espectáculos itinerantes. Sin embargo, los eventos que puedan implicar aglomeración de personas se realizarán con un 75% de aforo en el interior y 500 personas de máximo y 1.000 si es al aire libre. Se pueden establecer cuatro sectores con servicios de baño, entrada y salida, y hostelería diferenciados con 500 personas por sector. Además, la distancia entre asientos será de 1,5 metros, y las entradas y salidas serán escalonadas.

En cuanto a visitas guiadas, guías turísticos, actividades de tiempo libre, parques infantiles y la práctica de la actividad física, tanto individual como dirigida por un profesional, se podrá producir en grupos de 20 personas en recintos abiertos y de 10 en recintos cerrados. 

JC

Actividades deportivas

En cuanto a actividades deportivas y eventos con público, excepto entrenamientos que se mantienen sin público, podrá haber un máximo de 1.000 personas en instalaciones abiertas y 500 en cerradas, mientras que la participación de deportistas será de 300 en instalaciones cerradas y 1.000 en abiertas. 

Toque de queda

El resto de restricciones actuales se mantiene, aunque el presidente ya avanzó ayer que es «probable» que se modifique el horario de la restricción de movilidad nocturna cuando decaiga el toque de queda dentro de dos semanas, si avanza el proceso de vacunación y la situación epidemiológica lo permite. 

Sobre este último punto, la evolución de la pandemia, Puig resaltó que una «desescalada prudente» ha llevado a la Comunitat a situarse en una posición «única» en España y Europa, con una incidencia que se cifra en 40 casos por 100.000 habitantes, la menor de todas; con una reducción de las personas hospitalizadas que ha caído a la mitad en solo un mes; con una tercera parte de ingresados en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y con el triple de personas vacunadas, hasta superar el millón, lo que supone uno de cada cinco valencianos.

Verano

«Esta será la última quincena antes de que acabe el estado de alarma y comience una nueva fase, un nuevo tiempo de esperanza marcado por la proximidad del verano y el avance de la vacunación», manifestó ayer el presidente de la Generalitat, quien también hizo hincapié en la necesidad de poder tener un periodo estival «lo más normalizado posible». Y es que la Comunitat Valenciana necesita de forma urgente recuperar la actividad turística, uno de sus principales motores económicos que se ha visto gravemente afectado por la actual pandemia del coronavirus.

Ayudas a los sectores más afectados

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, remarcó ayer que el Gobierno autonómico trabaja en un «triple reto» para salir de la crisis del coronavirus, en el que se contempla atender a la salud mental de la población, evitar brotes de desigualdad y «hacer justicia» con las personas que más han sufrido, para lo que ha anunciado la presentación «de manera inmediata» del Plan Resistir +, dotado con 647 millones en ayudas, de las que se beneficiarán principalmente la hostelería, cultura y turismo, grandes perjudicados por la pandemia.