El mes de abril estaba marcado en el calendario como el de la vacunación masiva, pero los continuos contratiempos en el plan de inmunización y la falta de dosis, no han permitido dar un empujón definitivo a la campaña, ya que el suministro es todavía insuficiente para lograr cuanto antes alcanzar la inmunidad de grupo fijada en un 70% de la población. De todos modos, ayer fue el día en el que la provincia recibió más inyectables. En concreto, 25.740 de Pfizer, gracias al envío de casi 175.000 dosis, un 39% más, que el próximo lunes aún será mayor al llegar 190.000 a la Comunitat.

A estas vacunas se suman las 14.000 de Janssen, que llegaron la semana pasada a la región y que se están inoculando en los centros de salud, así como las que se prevén de AstraZeneca y Moderna para estos días, aunque en registros menores al corresponderle a la Comunitat solo cerca de 10.000 de cada laboratorio. Además, en los próximos días, debería llegar a España la segunda remesa de Janssen, que al ser monodosis permite acelerar el ritmo de vacunación de manera considerable.

Retraso de AstraZeneca

Por tanto, el incremento en los envíos de Pfizer está supliendo en parte los continuos retrasos del fármaco de Oxford, lo que ha llevado a la Comisión Europea a denunciar a esta farmacéutica por incumplimiento en el contrato de suministro rubricado.

Aunque la estrategia de vacunación no va tan rápido como lo deseado dada la gravedad de la pandemia, lo cierto es que este último mes se ha dado un paso importante. Actualmente, la Conselleria de Sanitat ha administrado en la provincia de Castellón 172.821 dosis, lo que supone casi 100.000 si se comparan los datos con el pasado 26 de marzo, cuando se habían inoculado 76.897. Además, ya hay 47.041 personas con la pauta completa.

‘Vacunódromos’

Esta semana se prevé administrar más de 200.000 vacunas en la Comunitat y para acelerar el ritmo ayer reabrieron los dos centros de vacunación masiva de la provincia, el Auditori i Palau de Congressos de Castelló y el Centro de Congresos de Vila-real. En el primero de estos espacios está previsto vacunar hasta mañana al mediodía a 6.000 personas para ponerles la vacuna de Astrazeneca en población entre los 60 y los 61 años y la de Pfizer entre 70 y 73 años. De este modo, está previsto que en los próximos días se puedan completar estas franjas de edad y avanzar en las personas de entre 65 y 69 años a las cuales se les inoculará cualquier vacuna de las disponibles actualmente.

 En el caso del vacunódromo de Vila-real, se prevé vacunar hasta las 20.00 horas de hoy, por lo que después, al igual que hará el Auditori el miércoles al mediodía, cerrará de nuevo sus puertas por falta de dosis hasta que lleguen nuevas remesas, previsiblemente ya será el próximo lunes.

Desplazamientos

Desde la Conselleria defienden que estos centros de vacunación masiva permiten inmunizar a un elevado número de personas en poco tiempo, pero supone tener que desplazarse para las personas citadas. Para ello, por ejemplo, en el caso del Auditori se han habilitado servicios de autobús gratuito desde Benicàssim, Borriol, Orpesa y Almassora, ya que los vecinos de estos municipios deben desplazarse hasta Castelló.

Reparto "equitativo" de vacunas

Los grupos del ‘Botànic’, PSPV, Compromís y Unides Podem, rechazaron ayer una iniciativa de Ciudadanos (Cs) para reclamar al Gobierno un reparto más equitativo de las vacunas que llegan a la Comunitat, al considerar que la distribución actual se acerca a la que corresponde por población y que es algo que depende de Europa y de las farmacéuticas. En la comisión de Sanidad de Les Corts, Cs, PP, y Vox han criticado el reparto del Ministerio de Sanidad y lo han calificado de injusto, escaso y «ridículo», además de acusar al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de no exigir las dosis necesarias. «Los valencianos estamos a la cola, solo por encima de Canarias y Baleares, tres puntos por debajo de la media española y hasta 14 menos que algunas autonomías», han denunciado desde Ciudadanos.