La Comunitat Valenciana se prepara para el final del Estado de Alarma. Decaerá a las 24 horas del sábado y desde el Palau de la Generalitat están estudiando cómo relajar las medidas de restricción impuestas hasta ahora contra el coronavirus sin dar pasos en falso ni dejarla decaer por completo.

Además del fin del cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, la Generalitat Valenciana quiere retrasar el toque de queda hasta las 12. La medida supone ampliar dos horas más la libertad de movimientos durante la noche. La medida, a su vez, podría permitir flexibilizar el horario de cierre de bares y restaurantes.

Contar con las garantías legales antes de anunciar las medidas

La Generalitat Valenciana ha decidido consultar hoy al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana la posibilidad de aplicar restricciones en cuanto al toque de queda y al máximo de personas permitidas en reuniones sociales tanto en espacios públicos como en privados, al aire libre o cerrados y el aforo en los lugares de culto. Son dos cuestiones que afectan directamente a derechos fundamentales y sin el Estado de Alarma en vigor, el Palau prefiere tener todas las garantías legales antes de tomar decisiones al respecto y anunciarlas. La propuesta con la que trabaja la Generalitat Valencia sería la de limitar a diez personas el máximo permitido en reuniones y elevar del 50 al 75% el aforo máximo para los lugares de culto.

En cualquier caso, lo que sí parece claro es que la Generalitat no tomará medidas en firma hasta contar con el respaldo de los tribunales ni con el acuerdo de la comisión interdepartamental, prevista inicialmente para el próximo sábado.