La campaña de vacunación ha sufrido numerosos contratiempos, como la falta de dosis, los cambios de criterio o la paralización de algunas vacunas. Ahora el escollo a resolver cuanto antes para poder agilizar la inmunización es, de nuevo, el referido a la vacuna de AstraZeneca. La Comunitat tiene centenares de estos inyectables almacenados como reserva por si son necesarios para administrar la segunda dosis a todas las personas que fueron inoculadas con estos viales, los primeros de ellos fueron policías, bomberos y personal de emergencias. Un colectivo que deberá completar la pauta en las próximas semanas, aunque, como ocurre también, por ejemplo, con el personal docente está a la espera de saber si recibirá de nuevo AstraZeneca u otra vacuna, como la de Pfizer, tras la decisión de no inocular el fármaco de Oxford solo a los mayores de 60 años.

Por tanto, el hecho de desconocer qué sucederá con AstraZeneca, especialmente, ahora cuando la próxima semana ya empieza la vacunación de las personas entre 55 y 59 años lastra el buen ritmo de la última semana. De momento, la Conselleria de Sanitat ha optado estos días por administrar en la Comunitat 170.000 dosis de Pfizer, cerca de 28.000 de ellas en la provincia de Castellón, y 48.192 de Moderna. En el caso del centro de vacunación masiva situado en el Auditori de Castelló, está previsto inocular hasta mañana, cuando volverá a cerrar sus puertas por falta de suministros, cerca de 9.000 inyectables.

Segundas dosis

A pesar de que esta semana no han llegado nuevas dosis de AstraZeneca, Sanitat opta por guardar las existentes hasta que el Consejo Interterritorial del Sistema de Salud tome una decisión al respecto, tanto sobre la segunda dosis, como si levanta la limitación de edad. Una resolución que ha sido pospuesta hasta conocer los resultados del ensayo clínico iniciado por la cartera de Carolina Darias en el que se prueba la efectividad de inocular Pfizer como segunda dosis en menores de 60 años. Las conclusiones no se conocerán hasta dentro de unas semanas. La demora en dicha decisión ya ha provocado que, por ejemplo, Andalucía haya decidido permitir en un mes la vacunación voluntaria con la segunda dosis de AstraZeneca si el Gobierno no lo hace antes.

La campaña se centra esta semana en completar la vacunación de las personas entre 66 y 69 años y completar la pauta en otros colectivos priorizados en la estrategia. Según el departamento de Ana Barceló, este grupo recibirá de Pfizer y Moderna con el objetivo de completar su vacunación «en el menor tiempo posible», ya que la segunda dosis se administra a las tres semanas de la primera en el caso de Pfizer y cuatro semanas en el caso de Moderna. En el caso de AstraZeneca se inocula a las 12 semanas.

En cuanto a la monodosis de Janssen, solo hay previsto poner 14.700, la mitad de lo planificado inicialmente.

La Comunitat ha administrado 1.995.239 dosis de la vacuna contra el coronavirus, 232.504 de ellas en Castellón. Actualmente, 641.508 valencianos han recibido ya la pauta completa.