La vacunación va a buen ritmo, gracias a la llegada de nuevo viales contra el covid, pero hay otras comunidades autónomas más avanzadas, que la valenciana, en el proceso de inmunización, teniendo en cuenta que ya tienen abiertas las citaciones para la franja de 30 a 39 años, como es el caso de Andalucía, Cataluña o Baleares, mientras otras, como Castilla-la Mancha o Extremadura, prevén esta semana arrancar con este grupo. De momento, por ejemplo, en la provincia de Castellón se están poniendo primeras dosis a aquellos de entre 45 y 44 años, aunque algunos municipios podrían ir un poco más adelantados, según informaron ayer desde el departamento de salud de Castellón.

En este sentido, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, recordó que espera, si continúa el suministro de vacunas con la intensidad actual, poder empezar a mediados del mes de julio la vacunación del grupo de edad menores de 40 años y en verano llegar al objetivo de inmunización, es decir, al 70% de la población adulta. Así, Puig indicó que estos planes dependerán de si en el próximo mes se consolida el suministro de Pfizer y se va recuperando el de la monodosis de Janssen, cuyos envíos han sufrido reiterados retrasos y no se han recibido las remesas esperadas.

Asimismo, el presidente confío en que en algunas comarcas la inmunización de los menores de 40 años pueda empezar antes, es decir, ir al mismo ritmo que otras autonomías. De todos modos, el jefe del Consell defendió que la Comunitat Valenciana se encuentra prácticamente en la media de España en cuanto al proceso de vacunación por grupos de edad, ya que «se está recuperando lo que se perdió inicialmente porque nuestro pirámide de edad es más joven que en otras comunidades».

Desplazados

En cuanto al hecho de si la vacunación a las personas desplazadas, a las que se han administrado unas 100.000 dosis, ha retrasado el proceso, Puig pidió que no se genere una polémica al respecto «porque la Comunitat es una comunidad acogedora y queremos que todas las personas vengan a pasar el verano con nosotros y en ningún caso se va a rechazar su vacunación». 

En esta línea, recordó que la Generalitat ha planteado al Gobierno central que sea «ágil» a la hora de compensar las dosis que se están inoculando a personas desplazadas. Una petición que, desde el Consell, llevan varias semanas lanzando al Gobierno central sin que, por el momento, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se haya manifestado de manera pública al respecto del mecanismo que plantean poner en marcha para compensar la puesta de dicha dosis a personas de otras regiones que, por diversos motivos, están en la Comunitat.