El gobierno de la Comunitat Valenciana ha decidido endurecer las restricciones debido al incremento de casos las últimas semanas. El 63% de los brotes se ha producido entre las personas de 15 a 39 años. Por eso, se señala al ocio nocturno y a los botellones como uno de los principales focos de contagio entre los más jóvenes.

Debido a esta situación, el President de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el botellón pasará a considerarse una falta grave. Además, la venta de bebidas alcohólicas en supermercados y tiendas quedará prohibida a partir de las 20:00 horas, a diferencia de hasta el momento, que podía hacerse hasta las 22:00 horas. Estas nuevas medidas comenzarán la medianoche de este sábado y se prolongarán hasta el 25 de julio.