Desde que Sanitat dio la opción de que la ciudadanía pudiera vacunarse sin necesidad de tener cita previa, 2.653 vecinos de la provincia de Castellón han acudido a los puntos establecidos para iniciar su inmunización. Bien porque no pudieron acudir cuando les enviaron el mensaje, bien porque decidieron en primera instancia que preferían no vacunarse y ahora han cambiado de opinión, paulatinamente va aumentando el número de ciudadanos que engrosa el porcentaje de gente protegida frente al covid-19.

En todo el territorio autonómico, en los últimos 15 días, han sido 25.736 los ciudadanos que se han decantado por esta opción, aunque no todos acudían por primera vez a vacunarse. Según informa la Conselleria, durante la primera semana de vacunación libre se pusieron un total de 7.812 primeras dosis y 5.060 recibieron la segunda y, de este modo, ya disponen de la pauta completa.

Poco ha cambiado la situación en la segunda semana. Del total de 12.855 dosis inoculadas, 6.829 eran la primera para los usuarios y en 6.026 ocasiones, la segunda.

¿POR QUÉ SEGUNDAS DOSIS?

Desde el departamento que dirige la consellera Ana Barceló explican que el caso de quienes han recibido las segundas dosis se corresponde con personas a las que ya se les había cumplido el plazo recomendado entre las dos inyecciones y han acudido para que su inmunización se produzca siguiendo las recomendaciones de las farmacéuticas que las han desarrollado.

Por provincias, a las 2.653 vacunas aplicadas sin cita en Castellón hay que sumar las 13.763 de Valencia y las 9.320 de Alicante.

Reto logístico

Respecto de la combinación de manera simultánea de la vacunación programada y la libre, Ana Barceló señala que se trata de «un reto logístico sin precedentes al que los equipos de vacunación están dando respuesta de forma solvente».

Este esfuerzo tiene un objetivo claro, cumplir con el propósito de alcanzar la inmunidad de grupo, rozando el 90% de la población, el día 9 de octubre, horizonte comprometido por el propio president de la Generalitat, Ximo Puig.

La Conselleria incidió ayer en que «estamos cada día más cerca del final, pero necesitamos seguir insistiendo en la importancia de la vacuna». Frente a quienes todavía se resisten, por diferentes motivaciones, Sanitat va a insistir en ofrecer «las máximas facilidades para que no quede nadie sin protegerse contra el virus».

Desde la Generalitat se ha convocado hasta en cinco ocasiones a las personas que no acudieron a las sucesivas citas, porque la intención es alcanzar el mayor grado de inmunización posible.

Esta semana va a prepararse la administración de 105.024 dosis, de las que 63.569 serán de Pfizer y 41.420 de Moderna. La gran mayoría de las inoculaciones, cerca de 92.000, serán para completar la pauta con la segunda dosis a usuarios entre 12 y 39 años.