La Coral Vicent Ripollés cumple 25 años como estandarte de la música castellonense. Y esta tarde lo celebra acompañada por la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Castellón en el Teatro Principal, interpretando el Requiem de Mozart. La audición es el acto más significativo del intenso año cultural que ha programado el grupo polifónico, una de las instituciones musicales con más tradición y arraigo en las comarcas castellonenses, y una de las más participativas en los ciclos culturales de la capital.

El concierto servirá, asimismo, de homenaje a la memoria del fundador y primer director de la formación, Juan Ramón Herrero, ya que una de las ambiciones de este gran músico, reiteradas en infinidad de ocasiones, según los miembros de la Coral, era poder interpretar alguna vez este Requiem mozartiano.

DIVERSOS SOLISTAS

Junto con la Coral Vicent Ripollés, dirigida por Manuel Torada, y la Orquesta Sinfónica, con el maestro José Luis del Caño a la batuta, intervendrán como solistas la soprano Jacqueline Squarcia, la mezzosoprano Pilar Aznar, el tenor Tomás Bermundo, y el barítono Augusto Val Gasca.

La Vicent Ripollés cumple este año 25 años de vida con diferentes acciones musicales. La primera de este año fue una exposición de fotografías, uniformes y programas de su historia. La muestra, un verdadero éxito en las salas de la Fundación Dávalos Fletcher de Castellón, abrió el fuego de los actos conmemorativos de las bodas de plata de la entidad, que contunarán este 2003 con numerosos conciertos.

Lugar: Teatro Principal.

Hora: 20 horas.

Precio: Entrada gratuita.