Quien la sigue la consigue. Es la máxima del castellonense Salva Ribes, flamante Caballero de España 2010. Por pura curiosidad se presentó a un concurso de belleza con apenas 18 años y hoy, 10 años después, representará a España en el próximo certamen de Míster Pacífico (un título similar a Míster Universo) que se celebrará dentro de 6-8 meses en un país centroamericano.

1.85 metros de altura y 85 kilos de peso son las credenciales de este morenazo de ojos claros, vecino de Onda, al que le gustaría “llegar a ser presentador de televisión”.

Dedicado al mundo de la moda y textil, en comercios de ropa, desde hace una década, este ondense recuerda que entró en este mundillo “por un sueño que tenía cuando era jovencito”. “Con 18 años me presenté al concurso de Míster Castellón y por falta de experiencia no obtuve los resultados que quería; años después, en el 2003 opte a Míster Teruel y lo gané”. En el 2008 se alzó como Caballero de Castellón, “un título que me llegó cuando menos lo esperaba, pues no sabía si presentarme, ya que soy de la opinión de que hay que dejar paso a la gente más joven, pero unos amigos me animaron y finalmente decidí probar suerte”. Y la tuvo. Pero la sorpresa mayúscula llegó cuando escuchó su nombre en la final nacional. “No me lo creía, ha sido una experiencia inolvidable”, recuerda Salva Ribes, que asegura que intenta llevar la misma vida que antes. “Soy un chico como todo el mundo, que lleva una vida normal, con una pareja estable, y que representará lo mejor que pueda a España en un certamen de este tipo a nivel internacional”.

objetivos// Mientras tanto, no descarta realizar “campañas de publicidad y galas como presentador, además de continuar con mi trayectoria profesional en las tiendas de ropa”, aunque su sueño sería poder emular a Jesús Vázquez o a Jorge Fernández. “Me encanta cómo presentan los programas de televisión y algún día me gustaría poder hacer lo mismo y hacer disfrutar a los telespectadores que me vieran desde sus casas. ¿Quién sabe? Querer es poder”, añade. H