Peñíscola y la Tinençà de Benifassà se asomarán a partir de este viernes a las pantallas de cine de unas 70 salas españolas. Se estrena la película Fin, protagonizada por una de las mejores actrices del cine español, Maribel Verdú, y varias de cuyas escenas (algunas de ellas claves en la trama de la película) fueron rodadas en estos dos rincones de Castellón. Daniel Grao, Clara Lago, Blanca Romero, Antonio Garrido, Carmen Ruiz Miquel Fernández y el modelo Andrés Velencoso son otros de los protagonistas del filme.

La película, dirigida por Jorge Torregrossa, es uno de los platos fuertes del cine español para esta temporada y recoge la historia de un grupo de amigos que, tras años sin verse, se reúne en una casa en la montaña durante el fin de semana. En un principio, parece que nada haya cambiado entre ellos, pero entre risas y anécdotas se oculta un turbio episodio del pasado que les sigue atormentando. Un extraño incidente altera sus planes y quedan completamente aislados y sin posibilidad de comunicación con el exterior, por lo que deciden salir y buscar ayuda. En el camino el grupo se irá desintegrando, mientras lo que parece un nuevo orden natural se impone ante sus ojos.

El rodaje del thriller por tierras castellonenses causó una gran expectación, sobre todo en Peñíscola. El equipo de Fin, con su protagonista Maribel Verdú a la cabeza, aterrizó en la ciudad del Papa Luna la primera semana de octubre del 2011 y durante varios días se rodaron escenas en las rampas de acceso del Portal Fosc o la plaza del santuario de la Virgen de la Ermitana. Tras Peñíscola, el equipo se dirigió hasta la Pobla de Benifassà, donde aprovechó el inmenso paraje natural e hizo localizaciones de Ballestar y la Pobla e incluso durante unas horas cortaron de manera intermitente la CV-105, que une la Sénia con el puerto de Torremiró. H