La delicadeza musical de la artista valenciana Elma Sambeat invade a las 20.00 horas la biblioteca de verano de la playa Benafelí de Almassora, y mañana actuará también en Almenara con el proyecto Mar de Cultures. Sus armonías suaves recorrerán cada rincón durante todo el emotivo recital de su disco Muerto de amor con un sentido homenaje al artista Federico García Lorca. Ahora, 85 años después del fusilamiento del poeta, Sambeat pondrá música y voz a su poesía.

¿Cómo definiría su disco ‘Muerto de amor’?

Lo defino como algo histórico, ya que junto al piano, se crea un ambiente culto y tradicional que rinde homenaje al gran poeta Federico García Lorca. Es una propuesta original mía que construye un género que, no tanto como jazz, lo definiría como música mediterránea contemporánea. 

Se aprecian todo tipo de pinceladas musicales. ¿Es difícil encasillar este proyecto en un género concreto?

Una de las características que me identifican como artista es la versatilidad, también vocal, y aunque no era mi intención potenciar este hecho, el resultado es un verdadero combinado de matices y texturas. Una constante búsqueda de la belleza más allá de géneros. 

Resulta emocionante que los poemas de Lorca le haya inspirado para sus melodías.

Su poesía siempre me ha calado muy profundo. De alguna manera siento que él forma parte de mi vida, como si lo conociera de antes. Buscaba una fuerte conexión con mi imagen de Federico, de su mundo, entre lo popular y lo sofisticado. Mis melodías nacen solas cuando leo a Lorca. En mis ojos él fue eso, un hombre muy culto, sensible y refinado pero con una voluntad de acercarse a las cosas del pueblo y de sus gentes, olvidando por completo los clichés. Y en eso me siento muy identificada. Quiero recordar que este proyecto se ha conseguido en gran medida gracias a la labor de Baptiste Bailly, pianista y co-creador.

Este disco tiene una profundidad emocional notable, ¿es importante este trasfondo en sus creaciones?

Sin duda. Para mí el contenido es muy importante. Yo no soy partidaria de las cosas banales. El arte de la música también es palabra y mensaje y este es, para mí, el sentimiento más bonito.

¿Con qué influencias musicales se identifica?

Siempre tuve la necesidad de crear un abanico de canciones que combinaran matices de ese estilo lorquiano. Mezclar lo popular y tradicional, con un viaje de caleidoscopio. También su surrealismo de poeta en Nueva York, o ese acercamiento a lo español-gitano.

Esta noche llega a Almassora en un formato especial del Mar de Cultures.

Se agradece actuar en Castellón en un espacio que dé oportunidad a artistas no tan comerciales. 

Elma Sambeat actúa esta noche en Almassora. MEDITERRÁNEO