El colectivo musical de Gandia ZOO Posse cumplirá con su cita en el SOM Festival la noche del jueves a las 21.30 horas en el que será el primer concierto en la ciudad de Castelló: «Tengo muchas ganas de estar en el Grau --relata el cantante principal, Panxo--, porque tengo buenos amigos por allá y nunca he estado». El cantante se alegra de «que el grupo vaya a estar en una zona con su propia identidad».

Después de una gira intensa al acabar la pandemia, el grupo visitó Japón, Hungría, Alemania o Palestina, pero también recorrió el estado, exportando la música en valenciano. Con tres discos y un último sencillo publicado el pasado julio --Panya--, Panxo explica que pasan por su mejor momento desde su nacimiento en el año 2014.

El videoclip de Panya es una parodia apoyada en el universo de Miguel de Cervantes. La famosa pareja del Quijote (Panxo) y Sancho Panza (Arnau Jiménez) expresan cómo perciben España los artistas. «Más que reflejar la época medieval» quieren «divertirse», argumenta el cantante principal de la banda.

Personal y político

No es la primera vez que ZOO Posse hace pública la posición de cantar como un acto político. Y, más aún, hacerlo en valenciano, su lengua, la que emplea para contestar en esta entrevista. El grupo cree que la música y la ideología son inseparables. «Sería ingenuo pensar lo contrario, creo que el arte es una expresión más de la ideología, sea de manera consciente o inconsciente.

Representa las corrientes de pensamiento del presente o del pasado», interpreta Panxo, autor del discurso de la gala de los Premios Carles Santos 2021, donde reivindicó la música en valenciano a partir de la censura en Montanejos del grupo Tito Pontet. Los afectados publicaron un comunicado en sus redes sociales aclarando que la localidad quiso evitar posibles disturbios con grupos de ultraderecha por contratar a unos músicos que solo actuarían en catalán.

Un lenguaje universal

La organización del festival describe a ZOO Posse como una mezcla de baile, rap, ritmos latinos y música tradicional, «donde las voces de Panxo y Arnau destacan en un formato que combina sound system con vientos, bajo, percusiones y guitarras».

La original banda de Gandia nunca ha hecho un rap ortodoxo, adelanta Panxo: «Estamos abiertos a muchos estilos. Hay una base instrumental electrónica en la música y rap en la parte vocal. No concebía estar 20 años usando el mismo lenguaje». El cantante desprende alegría y, de hecho, vuelve a subrayar que todo lo hacen para divertirse.

Reflexiono sobre el tema, pero de momento no me planteo retirarme.

Panxo se sincera. Le gustaría vivir de la música haciendo menos conciertos, el estrés se acumula en las temporadas altas del verano. «Pero cuando se acaba la gira y estoy dos meses sin rodar, lo echo de menos. Estoy en un momento de reflexión sobre este tema, porque este oficio te quita muchas cosas y te da otras buenas. Cuando llevas tantos años dedicándote a la música, ya dudas de si podrás dedicarte a otra cosa. De momento, no me planteo retirarme», termina diciendo Panxo.