Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Alaska: "De forma inconsciente, siempre hemos querido hacer bailar a la gente"

De Kaka Deluxe a Alaska y los Pegamoides, y ahora Fangoria con Nacho Canut | La reina de la movida madrileña aterriza en Mallorca para ofrecer un repertorio variado, con clásicos y nuevos temas

Alaska.

Fangoria, el dúo formado por Alaska y Nacho Canut, actuará este viernes en el antiguo Aquapark de Calvià, de la mano del Mallorca Live Summer. Estarán acompañados por las Nancys Rubias, el grupo del que forma parte su pareja, Mario Vaquerizo.

¿Cuándo nace Alaska como artista?

Bueno, yo con 12 años cogí este nombre antes de tener un grupo. Después estuve en mi primer grupo, Kaka Deluxe, y después, al principio de Alaska y los Pegamoides, empecé a ser la cantante.

¿Qué queda de la Alaska de la movida madrileña?

Yo espero que nada, la adolescencia es un horror. Cuando la vives parece que no se va a acabar nunca. Espero que no quede nada de las inseguridades. Pero por otro lado, algo que siempre decimos Nacho Canut y yo es que nosotros hacemos lo mismo ahora que cuando teníamos 15 años, yo no iba al colegio, tenía mi grupo y hacía mis conciertos.

¿Cómo ha sido su evolución musical desde esos años hasta ahora?

Creo que mi música de ahora ya estaba presente. En el año 80 ya empezamos a meter los primeros secuenciadores con los ordenadores. En ese tiempo estaba tan presente el punk como la música electrónica de los 70.

Bailando es uno de los grandes éxitos de su carrera, ¿siempre ha pretendido hacer bailar a la gente con sus canciones?

Pues de forma inconsciente sí. No todas nuestras canciones son necesariamente de baile, pero creo que somos un grupo de música de baile con connotaciones más oscuras del rock gótico.

A quién le importa es una canción abanderada por el colectivo LGTBI, ¿Se creó con esta intención?

No existía el mundo LGTBI, éramos maricones y punto. En ese momento, en lo que se llamaba el mundo gay, había un estilo de música que era el high energy, que es el de 'A quién le importa', pero más allá de eso no tenía ninguna pretensión de dar un mensaje a nadie. Era más bien algo que nos decíamos a nosotros mismos. "Ni tú ni nadie puede cambiarme", es que nosotros somos así. Fue después cuando empezó a cantarse de forma natural en las manifestaciones del Orgullo.

¿Cuál diría que ha sido su mayor éxito en la vida?

Pues seguir haciendo lo que quería a los 15 años.

¿Cómo define su nuevo EP, Edificaciones Paganas?

El disco no se puede definir de ninguna manera. Forma parte de una trilogía, el anterior es Existencialismo Pop y el tercero saldrá en otoño. No existe ninguna relación entre ellos, simplemente son canciones que nos gustan.

Fangoria y las Nancys Rubias tocarán este viernes en el antiguo Aquapark de Calvià

decoration

¿Cómo es trabajar con Nacho Canut?

Pues con él ha habido una gran evolución. Llevamos desde los 15 años juntos y yo tengo 59. Supongo que seguimos así porque tenemos una visión similar de lo que queremos pero, sobre todo, de lo que no queremos.

¿Qué piensa del reguetón y del trap?

A mí me cansa que se le llame revolución musical. Antes del siglo XXI ya había trap y estamos en el 2022. No lo digo como algo malo, pero es algo que lleva ahí mucho tiempo. Hay gente que lo mezcla todo, como Rosalía, que no tiene un estilo definido, y me encanta. A mí me gusta el reguetón duro, el old school, como Daddy Yankee y la Gasolina.

¿Qué le parece Rosalía?

He oído críticas de gente de 60 años que no entiende qué es un concierto. Me puedes decir que no te gusta, pero no que es horroroso. No señora, usted no sabe lo que es un concierto en 2022, usted veía al Duo Dinámico. A mí el concierto me pareció impecable, modernísimo, es una tía que arriesga mucho, sale de los clichés en todo. Es mucho más fácil hacer lo que yo hago que lo que hace ella, me parece soberbio. Igual que C. Tangana, tuve la oportunidad de verle en México y hace una cosa muy especial. Hay gente que dice "a mí no me gusta que tengan cámara", pues yo le digo ¡no vaya usted si no le gusta!

Usted es una gran fanática de David Bowie, ¿hay algún artista que se le parezca?

Pues yo creo que no. Elvis o Bowie se dieron a conocer de una manera muy distinta, no había redes sociales. La forma en la que los ídolos se convertían en ídolos era muy diferente a la de ahora.

¿Cree que es más fácil convertirse en el ídolo de alguien en el siglo XXI?

Pues no lo sé, quizás es más fácil que te conozcan. Yo a Bowie no le veía en ningún sitio, yo le escuchaba.

El nuevo disco se abre con Mi Burbuja Vital. ¿Cuál es ese espacio para usted?

Nacho y yo creemos que para sobrevivir hay que tener una burbuja vital. Yo no he venido a cambiar el mundo de nadie, ni quiero que nadie cambie el mío. Yo quiero tener mi espacio, donde no voy a permitir que vengas a opinar, igual que yo no voy a opinar en el tuyo.

¿Qué le parece el público mallorquín?

Pues es un público que conocemos mucho, porque hasta en nuestros momentos más oscuros y de menor éxito siempre hemos acabado yendo a tocar a algún sitio de Mallorca. Tenemos grandes amigos, como Diabéticas Aceleradas, que son como de la familia, y ahora están en la isla. A mí lo único que me duele profundamente es el avión, he ido durante años en barco a Mallorca, me he pegado unas palizas mortales. Pero por agenda este año tengo que ir en avión y me da miedo.

¿Qué puede esperar el público mallorquín de su concierto de este viernes?

En Mallorca se verá algo del nuevo disco, pero una pequeña pincelada. Porque cuando tocamos en un festival no vamos a presentar un disco nuevo, eso es un aburrimiento. Tocaremos un repertorio más variado, habrá un poco de todo.

Compartir el artículo

stats