Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Mora: "'Con 'Dákiti' nos dimos cuenta de que la electrónica venía por ahí"

El artista puertorriqueño, uno de los nombres de moda en lo urbano, publica 'Paraíso', un disco compuesto en Ibiza y en el que el reguetón escala a una atmósfera repleta de capas de sonidos electrónicos

El artista puertorriqueño Mora. Eric Rojas

¿Cómo se publican dos álbumes en un año?

Soy una persona bien activa. Cuando no estoy en un 'show' o haciendo música, realmente no tengo muchas otras cosas que hacer. Siempre estoy haciendo música, no era algo que estuviera planeado. Pero pasó. Saqué el primero en abril, pasaron los meses, estuve de gira… Y tuve un 'break' de uno-dos meses que pude hacer música sin interrupciones y empezó a salir la musa. Y cuando miramos teníamos un concepto y muchas canciones que hacían un álbum, y lo sacamos. 

¿Se siente en un momento creativo bueno, aprovechando el momento...?

No me gusta forzar las cosas. Si tengo la musa, la tengo. Sino no se puede sacar oro de donde no lo hay. Me enfoco en eso, en aprovechar que este momento tengo la musa, la motivación y quiero aprovechar que la gente está pendiente de lo que estoy haciendo. Uno no sabe si el año que viene no le salen canciones… ¡Aprovechémoslo!

Hizo el álbum durante tres semanas que estuvo en Ibiza.

Hay dos canciones que no, pero el 90%, sí.

¿Era algo planeado o surgió por el camino?

Llevaba tres meses por Europa de gira. Fui a Ibiza, y me gustó mucho. Pero no tuve la oportunidad de conocer Ibiza porque fui a cantar, en modo trabajo. Cuando se acabó la gira, tuve tres semanas de 'break' para hacer lo que yo quisiera, y dije ‘mira, estoy acá, en el otro lado del mundo, no voy a volver para el Caribe, a los lugares a los que siempre voy’. Y terminamos en Ibiza. 

Y tanto le gustó que tituló el disco 'Paraíso'.

Cuando terminé, fui para Puerto Rico y me quedé en una casa bien bonita… Todo en esos últimos meses giraba entorno a ese concepto. Así que cuando hago el intro 'Bienvenido al Paraíso' como que todo conectó. 

Entonces, fue decisivo el sitio desde donde compuso.

Fue muy importante el sitio, no estaba acostumbrado a esa cultura. La música que se escucha en Puerto Rico, cómo se ve la música allí es bien diferente. Así que el hecho de estar allá tanto tiempo me hizo ver las cosas desde otro punto de vista. Me gustó, me identifiqué mucho con el 'vibe', cómo es el 'jangueo', ustedes le llaman 'rumba' [entiéndase la fiesta]. Me dejé llevar entre todas esas cosas y dije: ‘quiero hacer un disco aquí con todas esas influencias’. 

Incluso tituló una canción en catalán, 'Eivissa'.

Estábamos en una casa que al final de la calle podíamos ir a mano derecha o izquierda. Para mano derecha ponía Eivissa, en catalán, en el letrero. Y como ya tenía la canción hecha y como hay varias canciones que se llaman 'Ibiza' o 'Noche en Ibiza' o algo de Ibiza… Vi eso y dije: 'perfecto'.

En 'Paraíso' incorpora muchos sonidos electrónicos. ¿La producción ha sido su obsesión?

Sí, es la música que escucho y consumo. Este disco es más personal en la producción. Tomamos un par de riesgos que no se habían tomado antes. 

¿Y hacia cónde cree que va el reguetón?

El reguetón es algo que va a estar ahí, no viene ni va. La gente se influencia de otras cosas, otras músicas, para juntarlo con el reguetón. Pero la escencia del reguetón siempre va a estar ahí. 

¿El éxito de 'Dákiti' [tema de Bad Bunny y Jhay Cortez en el que él estuvo en la composición] le mostró el camino?

Claro. Para mí fue esa puerta abierta para que el mundo se atreviera a tratar ese tipo de ritmos, esas cosas nuevas. Con 'Dákiti' nos dimos cuenta de que sí, la electrónica venía por ahí. Después de 'Dákiti' todo el mundo se puso a jugar con la electrónica. Fue un momento muy crucial para mí.

¿El dominio latino y urbano depende de cómo se sepa ir transformando?

Es algo bien incierto, depende de muchas cosas. De que los que están ahora mismo se mantengan, y de que como entren las nuevas generaciones.

En 'Paraíso' está Alizzz en la producción... Y Quevedo en 'APA'. ¿Cómo surgió la unión?

Desde que lo escuché me pareció interesante, me pareció curiosa su voz. Un día hice esa canción, la gravé y le escribí porque sabía que él me escuchaba. Y le dije: ‘mira, papi, tengo esta canción, quizá por nuestros tiempos sea difícil vernos en persona pero escúchala y, si te gusta, le metemos'. Y le gustó. A la semana entregó las voces y todo 'supercool'.

España es tierra fértil para usted y los suyos. ¿Por qué cree que pasa?

Es como una chispa que hay, que tiene el puertorriqueño en lo urbano. No sé si es por la jerga nuestra, nuestro acento, que nos permite diversificarnos un poco más, pero si te digo algo en específico te miento. Simplemente es como una magia que pasa y ya.

¿Y qué tiene Puerto Rico para generar tantos artistas?

Desde que empezó la música urbana aquí en Puerto Rico siento que es algo bien íntimo para la gente de aquí. Naces con eso, creces con eso, es una cultura. Que el reguetón viva en la cultura, que sea algo tan normal, hace que se nos haga más fácil entrar en ese mundo y explorarlo.

Compartir el artículo

stats