El Recreativo consiguió una justa victoria sobre el Atlético en su debut en cuartos de final. Los locales salieron a por todas y embotellaron a su rival, pero sin llegar a crear ocasiones claras de gol. Poco a poco el Atlético se fue asentando y tenía el balón en su poder, pero nadie convertía en gol su dominio. Solo Xisco, al filo de la media hora, lo rozó. Ya en la reanudación, fue Viqueira quien lanzó una falta directa y envió el balón junto al poste, haciendo inútil el esfuerzo de Esteban.

Tras el gol, el Recreativo se replegó para buscar el contragolpe y aunque los colchoneros mandaban, tampoco supieron encontrar huecos en la ordenada defensa local. Javi García pudo lograr la igualada pero la autoexpulsión de Stankovic frenó al Atlético. Sólo quedaba tiempo para que Aguilera diera el gran susto, al caer inconsciente tras recibir un balonazo y sufrió una parada respiratoria. Sobre el césped se le practicó el boca a boca y, ya en el hospital, se recuperó.