Un gol de Aimar bastó para que el Valencia se quedara con los tres puntos ante el Sevilla. Un pobre resultado a tenor de las múltiples ocasiones que marraron los pupilos de Rafa Benítez y que sólo tuvieron la réplica del rival en el tramo final, cuando los hispalenses se animaron a buscar el empate.

La triple A del Valencia (Ayala, Albelda y Aimar) llevó, con la ayuda de Fabio Aurelio, la batuta de un encuentro en el que los che se reencontraron con la victoria en casa tras dos partidos sin conseguirla (Depor y Real Sociedad).

Todo lo que ocurrió hasta el gol (min. 33) era previsible. El Sevilla se mostró como un equipo rocoso en defensa, trabajador en el centro del campo y sin apenas presencia en ataque, lo que obligó a Pablo Aimar a asumir su condición de crack para marcar las diferencias. Antes del gol del argentino, la oportunidad más clara fue la única que tuvo el Sevilla en el primer tiempo: un buen cabezazo de Toedtli (min. 17), que Palop neutralizó.

SIGUE EL PELIGRO

Pasada la media hora de juego, tras el 1-0, el Valencia se creció y obligó al Sevilla a encerrarse en su parcela. Fueron los mejores minutos de los locales en el primer periodo, ante un rival que no reaccionó, pero que evitó que la renta aumentara.

Joaquín Caparrós trató de que el Sevilla fuera más ofensivo en el segundo tiempo. Primero dio entrada a Víctor Salas y luego a Gallardo. Las oportunidades, no obstante, eran para Pablo Aimar, que a los 10 minutos de la reanudación pudo sentenciar. No fue así y los andaluces avazaron sus líneas e incrementaron la posesión del balón. Sin embargo, no conseguían ni tomar el mando del partido, ni crear ocasiones para batir la portería defendida por Palop.

El ritmo del encuentro descendió a medida que se aproximaba el final, ya que el Valencia estaba cada vez menos dispuesto a arriesgar y el Sevilla no encontraba el hueco para sumar cuanto menos un punto. La incertidumbre del marcador permitió, al menos, un final intenso, sobre todo porque en los minutos finales, el Sevilla mostró una mayor confianza en sus posibilidades. El Valencia, por su parte, acusó el esfuerzo de haber llevado la iniciativa durante todo el partido.