El gerente del Playas de Castellón, Manolo Pesudo, va a tener hoy una jornada muy apretada debido al caso Vander, aunque, eso sí, la intención del club es "conocer primero la versión de Tino Pérez, y luego hablar con Vander y tomar medidas". "Nosotros no sabemos exactamente lo que pasó y queremos que Tino nos lo explique, lo de Vander y si pasó algo con Alemao", dice.

Para Pesudo, en el Playas "no debe estar nadie a disgusto". "Escucharemos a ambas partes, pero hay que tener claro que si hay alguien que no se sienta a gusto en el equipo y no vaya a darlo todo sobre la pista, se tendrá que marchar. Y a rey muerto rey puesto", finalizó.