La Vall d´Uixó vivió ayer su gran fiesta del valencianismo. La inauguración de la nueva sede de la Peña Valencianista, homenajes y la presentación en la localidad del trofeo de la Liga conquistada la pasada temporada fueron los ingredientes de un día para el recuerdo.

Jaume Ortí, presidente del club y los jugadores David Albelda y Rufete fueron los representantes del presente de la entidad, mientras que los exfutbolistas Piquer, Claramunt, Mestre y Mangriñán --también directivo de la peña-- daban el toque nostálgico a la velada. Pero los grandes protagonistas de la noche fueron los homenajeados, con mención especial para José Diago, más conocido en La Vall como el Tío Baró, que a sus 94 años es el miembro de la peña más veterano. Otros dos valldeuxenses distinguidos ayer forman parte del pasado reciente y del futuro del Valencia: José Miguel Torres, lateral del equipo che en las décadas de los 80 y 90, y Alberto Marrama, portero del filial valencianista.

Manuel Rodríguez, presidente de la Peña Valencianista, aún guardaba una sorpresa en la cena que siguió a los actos. El valldeuxense Arturo Tuzón, expresidente del Valencia, recibía el reconocimiento por su labor en una de las etapas más complicadas del club.