No falló. El Playas de Castellón hizo buenos los pronósticos al clasificarse para las semifinales de la XIV Copa de España al imponerse tras una gran segunda mitad al Carnicer Autoexpert, un rival que en la Liga está luchando por salvarse de los puestos de descenso, pero que demostró en el Palacio de Vista Alegre de Córdoba que no vino a tierras andaluzas de vacaciones.

El conjunto de Tino Pérez cumplió en el que dicen es el partido más complicado de una fase final, el primero. El equipo albiazul mandó a lo largo del encuentro, y tan sólo la relajación en fases del mismo permitió acortar diferencias a los madrileños.

INICIOS TITUBEANTES

Fue el partido más claro de los cuatro disputados hasta la fecha. El 8-4 final deja a las claras la neta superioridad del vigente campeón de Europa. Aún así, el equipo de José Carnicer plantó cara en los primeros vente minutos, donde el Playas estuvo algo nervioso y titubeante.

El primer tanto del partido tardó en llegar, porque el Carnicer aguantó mientras tuvo fuerzas. El brasileño Alemao inauguró el electrónico al transformar un doble penalti, ya que el conjunto madrileño se cargó de faltas a mediados de este primer perídodo (min. 12). Pronto reaccionó el rival, gracias a un tanto de Guga un minuto después. Pero la iniciativa en el marcador fue siempre para el favorito, y Javi Rodríguez, ante la pasividad defensiva rival, adelantaba de nuevo a los playeros en el minuto 15.

Carnicer siguió intentándolo, mostrándose el Playas algo impreciso. Pese a ello, Vander Carioca ampliaba las diferencias, aunque en el mismo minuto, el 17, Aramburu ponía emoción a una apretada primera mitad (3-2). Antes del descanso, Rodríguez puso tierra de por medio

En la segunda parte, el aspecto físico hizo mella en el Carnicer, permitiendo que el Playas jugase mucho más relajado y pensando en la semifinal del sábado. Tino Pérez comenzó a dar minutos a los canteranos, y el conjunto playero demostró su superiodad hasta conseguir el 8-4 definitivo.

Ahora, los de Tino deben recuperarse cuanto antes y llegar a tope a la semifinal de mañana, ante Boomerang, que será otro cantar.