Partido muy disputado y emocionante el disputado ayer en Benic ssim, en el que el equipo local no desplegó su mejor juego ante un Sant Jordi más batallador y ofensivo.

Los rojiblancos avisaron primero, cuando Julve lo intentó desde el medio campo con una vaselina que obligó a Marc a emplearse a fondo. Por su parte, el Sant Jordi también tuvo sus oportunidades con un Montañés muy activo. Los visitantes marcaron su primer gol en una gran jugada personal de Israel, que cruzó el balón ante la salida de Johan.

En los primeros compases del segundo período, el Benicasim se encontró con un penalti que transformó Rubén. El tramo final fue frenético. En el minuto 82 Israel consiguió el 1-2, tras empalmar el balón desde fuera del área. Pero ahí no acabó la cosa. En el descuento, Pepe aprovechó un despiste defensivo para empatar y evitar la derrota local.