Aquellos aficionados que confiaban en seguir el estreno del Castellón en la liguilla de ascenso por la televisión deberán pensarse de nuevo la posibilidad de adquirir un abono para los tres partidos de la liguilla o una entrada para el encuentro de mañana. La razón no es otra que la decisión de R dio Televisió Valenciana de alternar el Castellón-Barakaldo con el encuentro de los cuartos de final de la Liga ACB que enfrenta, también mañana y 45 minutos antes del choque de Castalia, al Barcelona y al Lucentum alicantino. El partido de baloncesto se iniciará a las 20.30 horas y, por tanto, se solapará con el inicio del encuentro en Castalia (21.15 horas).

Una de las primeras reacciones del entorno albinegro ante el solapamiento del encuentro de baloncesto Bar§a-Lucentum y el encuentro de la liguilla del Castellón ha sido la de la Federación de Peñas del club, que no entiende el adelantamiento del encuentro a mañana si, finalmente, no se va a retransmitir en su integridad. "Fastidia que se haya tenido que jugar en viernes por la exigencia de Canal 9, cuando podían haber previsto la coincidencia con el baloncesto. Para la afición es un contratiempo que el partido no se dispute en domingo, ya que el adelanto a día laborable lo único que hace es frenar la asistencia a Castalia", comentaba Jorge Traver, presidente de la Fedecas.

La decisión salomónica del ente televisivo autonómico --según confirmaban ayer a Mediterráneo fuentes de RTVV-- es la de compaginar las dos retransmisiones en el periodo de tiempo en que ambas coincidan en la parrilla de programación de Punt 2. Dependiendo de la marcha y del interés del Barcelona-Lucentum --es decir, dependiendo de lo ajustado que esté el marcador en el Palau Blaugrana-- se dará más preponderancia a uno u otro acontecimiento.