Esta tarde, a las 15.00 horas, se dará inicio a la 57ª edición del Gran Premio Villarreal, la carrera por etapas más veterana del calendario ciclista provincial. La directiva del Club Ciclista Vila-real, que preside José María Casalta, ha cambiado el recorrido de las dos etapas, que tendrán un total de 298,7 kilómetros (140,5 en el ascenso de hoy a Morella; y los 158,2 correspondientes al descenso, mañana, desde la localidad de Els Ports hasta el pabellón Campió Llorens de Vila-real). Será una prueba más dura que otros años.

En la jornada de hoy, los élite sub-23 tendrán que escalar los altos de 1ª categoría de La Bandereta y el Coll d´Ares (1.137 metros). Para el final quedará el 2ª de Sant Pere de Castellfort, a 1.275 metros sobre el nivel del mar.

MÁS DUREZA BAJANDO

En temporadas anteriores, el descenso del segundo día hacia la localidad de La Plana Baixa no será tan duro como el de esta edición, ya que la montaña estará de nuevo presente en el recorrido. La primera tachuela de mañana será el Alto d´Ares, de 3ª categoría, la misma que el Coll de La Bassa (505 metros). Aún quedarán dos terceras por L´Alcalatén, como son los puertos de Les Useres y Costur.

Los equipos provinciales presentes en el G. P. Villareal serán el Nagares, el Brico Iberia-FIB y el Cosaor. En total, 84 ciclistas repartidos en 12 equipos se jugarán el triunfo.